Diario del Huila

Esterilización en mascotas, una medida amorosa en el mes de la madre gatuna y perruna

May 19, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Variedades 5 Esterilización en mascotas, una medida amorosa en el mes de la madre gatuna y perruna

DIARIO DEL HUILA, MASCOTAS

Aunque se desconocen cuántos perros callejeros viven en la capital huilense, lo cierto es que esa cantidad, podría disminuir mediante la esterilización general de mascotas.

La alarmante cifra de caninos en situación de calle no es la única razón por la que se recomienda la esterilización, la tenencia responsable de mascotas implica que se tome la medida pues de esta manera se previene el abandono, evitando la consecuencia que significa un problema de salud pública.

“Es un acto responsable con la sociedad y también una demostración de amor hacia los animales, pues la práctica incide en la prevención de enfermedades infecciosas del sistema reproductivo, presencia de tumores en glándulas mamarias y reproducción descontrolada” expresa Sandra Castelblanco, médica veterinaria de Gabrica, una empresa de expertos en mascotas, además menciona que “en muchas ocasiones esta última situación va ligada a la comercialización indiscriminada de mascotas en la que no se proporciona una nutrición ni bienestar adecuados, fuera del ambiente propicio que requiere la maternidad”.

Por lo tanto, junto con la vacunación, la desparasitación, la buena alimentación y los cuidados sanitarios básicos, el control de la natalidad mediante la esterilización es una medida responsable que hay que tener en cuenta al momento de tener mascotas.

Reproducción responsable antes de la esterilización

No obstante, si se opta por la procreación y se toma la decisión de tener crías, ojalá sin la intención comercial, lo primero a tener en cuenta es la programación de la monta y el cruce de la pareja, “que el apareamiento sea programado y no accidental, dentro de un acuerdo entre los propietarios de las mascotas, revisar la óptima salud del par y sus vacunas al día” previene la experta.

Una vez se hayan apareado las mascotas, paulatinamente se empieza a notar el embarazo de la madre, las glándulas mamarias de la perra empiezan a crecer y luego de aproximadamente 60 días de gestación habrá crías; en el caso de las gatas, el periodo oscila entre 58 y 67 días, “durante este tiempo, se recomienda el seguimiento por medio de controles y ecografías con el fin de prevenir complicaciones y estar atentos ante posibles complicaciones”, explica la doctora  Castelblanco.

Los controles son muy importantes pues determinan el estado de los cachorros y la fecha del parto, el seguimiento también indica si es necesaria la cesárea, que se ordenaría al observar el tamaño, la posición y cantidad de cachorros además de evitar complicaciones en perritas primerizas.

Cuidados de la futura mamá perruna o gatuna

La alimentación es lo primero. Es importante asesorarse con el médico veterinario, quien formulará una dieta específica ya que la etapa de gestación requiere una mejor y específica nutrición, el experto determinará también si es necesario la implementación de algún suplemento.

Por otro lado, se recomienda que la madre esté vacunada y desparasitada previo al embarazo, pues durante esta etapa no debe ingerir o usar medicamentos que no sean ordenados por un médico veterinario, la automedicación puede generar complicaciones, paralelamente la buena hidratación  es necesario al tiempo de proporcionar un ambiente que evite el estrés en el animal.

Otras recomendaciones

-No cruzar hembras muy pequeñas con machos muy grandes porque eso complicaría, de manera directa, el parto, la salud y la vida de la mamá.

-Ofrecerle a la perra un ambiente tranquilo durante el periodo de gestación.

-Acondicionar un lugar preparado para la perrita, ojalá distante del ruido y del aire. Se recomienda una superficie caliente, fácil de limpiar.

-El día del parto, asistirla sin ser invasivo. Revisando las necesidades de la madre, de pronto ayudándole a limpiar los neonatos con cuidado de no impedir que la perra experimente naturalmente el proceso. 

-Una vez nacen los perritos, deben ser amamantados. Tomar ese calostro es necesario para su sano crecimiento y desarrollo; en ocasiones esta primera leche no se distribuye equitativamente entre toda la camada, nacen muchos cachorros y hay pocos pezones o nacen algunos perritos más despiertos que otros que acaparan toda la leche, en estos casos se debe acudir a algún suplemento o leche formulada para cachorros que ayude en su nutrición.

-Los neonatos se deben desparasitar a los 15 o 20 días de nacidos, pero el tiempo puede variar según la raza, el médico veterinario lo determinará junto con los tiempos adecuados de vacunación que por lo general se realizará a los dos meses.

Posibles complicaciones durante el parto

Una de las complicaciones más frecuentes y de gravedad es la distocia fetal: los bebés no caben por el canal del parto. Esta situación se presenta cuando los perritos son muy grandes o cabezones o el padre es muy grande y la madre muy pequeña, casi siempre se ordena cirugía, intervención que se debe realizar en un lugar dentro de parámetros  de profesionalismo y seguridad, elementos que salvaguardarán la vida de la madre y sus hijos. Otra situación adversa es la imposibilidad o dificultad de la lactancia. Se acumula mucha leche en la ubre, lo que puede generar infecciones en las mamas de la perra, en estos casos no se recomiendan remedios caseros: no hacer baños con paños de agua fría o caliente ni mucho menos poner hojas de plantas en las mamas. Si la perra padece de esa complicación se debe consultar inmediatamente con el médico veterinario.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?