lunes, 10 de diciembre de 2018
Neivano Soy/ Creado el: 2018-09-24 04:32 - Última actualización: 2018-09-24 04:42

Estudiantes unidos por recuperar humedal El Curíbano

De este humedal nace la quebrada La Toma, que atraviesa gran parte de la capital opita.

Escrito por: Caterine Manchola | septiembre 24 de 2018

La pequeña laguna del Humedal El Curbínano,   está rodeada de enormes construcciones de centros comerciales y conjuntos residenciales, que poco a poco se han ido apoderando de su espacio; sin embargo esta se resiste a desaparecer.

La cuna de la Quebrada La Toma, está ubicada en la Comuna 10 de Neiva, y sus aguas corren libres por toda la Avenida La Toma para desembocar finalmente al rio Magdalena. Sin embargo, esta se encuentra en grave peligro de desvanecerse, pues la contaminación se ha ido apoderando de manera desmedida, según manifiestan moradores, e incluso se tuvo pensado en secar el cuerpo de agua.

En ese sentido,  y pensando en “una transformación social de un lugar que encontramos en el mes de enero totalmente abandonado”, indica  Carlos Augusto Savid Aguaja, comenzó a ejecutarse una intervención por parte de alumnos de  la Universidad Minuto de Dios bajo el proyecto ‘Guardianes del Pleneta’.   

La estrategia de dicha Alma Máter, propende por devolver el aspecto natural y agradable de un espacio que está invadido por desechos contaminantes.

“Se encontraban colchones, escombros, y diferentes elementos que hacían que el ecosistema estuviera totalmente opacado”, expresó el docente.

Dijo además que se han realizado jornadas de seguimiento mes a mes, pues las primeras veces que limpiaban alguna parte, estas eran nuevamente invadidas.

“Hicimos un diagnóstico y detallamos las actividades que vamos a realizar. En El primer semestre hicimos unos senderos con llantas, guadañamos una parte para que se pudiera visibilizar la laguna. Y para este semestre, que inició hace 15 días y va hasta el mes de diciembre, vamos a terminar de hacer unos senderos, continuar sacando escombros y descontaminar la laguna”.

Savid Aguaja, expresó sentir pleno compromiso con este proyecto dado su impacto ambiental, pues evidenció también que “los habitantes le han puesto tierra y palos al nacedero para que el agua no salga, y ya se estaba secando”.

“Este es uno de los pocos nacederos de hay en Neiva. La idea es que los turistas y comunidad en general puedan venir a disfrutar de él. Queremos poner un parque donde vengan los niños y niñas a jugar”, puntualizó. 



Los protagonistas 

Son 152 estudiantes de la Uniminuto los que hacen parte del proyecto ‘Guardianes del Planeta’.  El nombre fue ideado por los mismos educandos respondiendo a su empoderamiento medioambiental con Neiva.

Gabriela Gutiérrez, estudiante de Psicología

“Esta es la base de querer cuidar el medio ambiente, concientizar a las personas de cuidar las cosas. Lo más importante es dar una reflexión de que se debe cuidar, embellecer y tratar de mejorar el aspecto de la laguna”.

Jhon Holman Ramírez, estudiante de Salud Ocupacional

“Estamos continuando una labor que iniciamos desde el semestre pasado. Esto lo hacemos por nuestro sentido de pertenencia pues cuando llegamos el lugar estaba abandonado. Mucha gente viene a hacer cosas indebidas como tomar, fumar, y dejan los desechos. Aquí se evidencia que se ha sufrido un impacto negativo muy fuerte, en cuento a lo que tiene que ver con el avance de infraestructura del lugar, las construcciones, porque por el afán de que la ciudad crezca, se están afectando lugares como estos”.

Osvaldo Aparicio Chávez, estudiante de Salud Ocupacional

“Esto más que una obligación, es una necesidad que tiene la sociedad ante este tipo de espacios. Ahora estamos con el tema del calentamiento global, y si este lugar se acaba nos va  afectar a todos. Debemos aportar no solo viniendo aquí, sino desde nuestros hogares porque allí también generamos el impacto ambiental”.

Camilo Méndez, estudiante de Periodismo 

“Este proyecto viene desde el 2017 y participan estuantes de diferentes carreras; hace parte ya de una materia como tal de la universidad, donde también cuenta la participación de los padres de familia. Pero nosotros aparte de una calificación, lo hacemos por una enseñanza y aprendizaje, para educarnos ambientalmente”.

Comentarios