sábado, 04 de abril de 2020
Opinión/ Creado el: 2020-03-23 06:41

Exagerada especulación

Escrito por: Luis Alfonso Albarracín Palomino
 | marzo 23 de 2020

[email protected]

La crisis social y económica que ha originado la pandemia del Coronavirus ha obligado a las autoridades nacionales, regionales y locales a tomar determinaciones de establecer el toque de queda o aislamiento social obligatorio con el fin de controlar su expansión que ya están superando los 158 casos en el momento de escribir esta columna. Tales determinaciones han empezado a generar unos procesos especulativos con los precios de los bienes de la canasta familiar, que, por el aumento de su demanda, los precios se han incrementado de una forma desproporcionada e irracional.

La mayoría de los alimentos, han sufrido incrementos superiores al 300%, que a simple vista desbordan la capacidad de pago de las familias. Los sitios de distribución han aprovechado el gran flujo de las personas que acuden masivamente para comprar los productos que les permitan atender sus necesidades básicas durante el periodo de confinación forzosa. Absurdas decisiones y que por la falta de control de las autoridades nacionales, están haciendo de las suyas, aprovechándose del dolor y la desesperación que están provocando dichas medidas gubernamentales, que nunca se habían presentado con crudeza y severidad durante los días de aislamiento social.

Además, no existe escasez de estos bienes esenciales, que garantizan el suministro de alimentos a todas las familias colombianas. Otro fenómeno que se ha podido detectar por parte de los consumidores, son las cantidades exageradas de éstos, como si se fuera acabar el mundo. Absurdo. No hay derecho que los compradores adquieran por docenas de un determinado producto. Afortunadamente los almacenes de cadena empezaron a controlar dichos excesos.

A última hora, el gobierno nacional, atendió las recomendaciones de todos los estamentos de la salud que se congregaron en la Casa de Nariño, donde el primer mandatario de los colombianos, Iván Duque Márquez determinó que todo el país entrará en cuarentena total por un periodo de 19 días, contados a partir de la media noche de mañana martes.

Desafortunamente, se esperan los supermercados abarrotados de público, para prepararse con sus familias para tener los alimentos suficientes que atiendan el normal consumo de alimentos durante este largo, tortuoso, pero necesario para controlar el proceso de propagación del virus en el territorio colombiano. Se esperan nuevos aumentos exagerados de los precios de la canasta de alimentos. Así se desbordarán las expectativas de inflación para la presente vigencia, establecidas por las autoridades monetarias del país.

Los especuladores tratan de adivinar cuál será el comportamiento futuro de un precio y después entrar en el mercado en función de lo previsto. La especulación engloba operaciones comerciales que se practican con mercancías, valores, o bienes, de manera que se compran a bajo precio esperando venderlos a mayor precio. La fluctuación de precios es considerada un fallo de mercado que debe ser corregido a través de la intervención del Estado.