martes, 10 de diciembre de 2019
Regional/ Creado el: 2019-06-16 10:37 - Última actualización: 2019-07-27 05:53

Excombatientes de las Farc, ¿de guerrilleros a empresarios?

Con  600 asociados, a la fecha, una naciente cooperativa huilense logró congregar en un mismo espacio a quienes armaron filas en la otrora guerrilla FARC- EP y víctimas, pero no precisamente del grupo armado, según ellos. 

La cooperativa cuenta con 600 asociados y ofrece servicios a varios municipios del Huila.

Escrito por: Caterine Manchola | junio 16 de 2019

Caterin Manchola
Diario del Huila, Neiva

Cientos de guerrilleros que permanecían tras las rejas por cometer delitos relacionados con el conflicto armado o delitos políticos y conexos, fueron puestos en libertad tras firmarse el acuerdo en La Habana entre el Estado colombiano y la entonces guerrilla FARC. Varios de ellos también llegaron al Huila.  

El 23 de mayo del año pasado, 74 exguerrilleros que recientemente habían recobrado la libertad se encontraban conformando la Cooperativa Multiactiva Agropecuaria por la Paz (Cooagropaz), en Neiva, la más sólida de este tipo en Huila. Cuenta, a la fecha, con 600 asociados de diferentes municipios del departamento y logró congregar en un mismo espacio a quienes armaron filas en la otrora guerrilla FARC- EP y víctimas, pero no precisamente del grupo armado, según ellos. 

El proyecto nació como proyecto de vida -alternativo a la tradicional guerra- de personas con poca educación, cuyo pasado gira mayormente en torno a su trabajo ilegal en la extinta guerrilla, y además sin recursos económicos ni instalaciones para ejercer su labor, según cuentan algunos miembros de la mesa directiva. Pero a lo largo de estos meses han venido recibiendo apoyos por entidades como  la  Fundación Utrahuilca y Asocooph, capacitándolos en economía solidaria, y Coomotor, SENA y la ARN (Agencia para la Reincorporación y la Normalización)

Víctor Hugo Silva Sotto,  representante legal de Coagropaz.

Defensa del cooperativismo

Son 181 de los asociados los que actualmente están en proceso de reincorporación a la vida civil. De estos, 4 residen en Algeciras, 10 en Campoalegre, 25 en Baraya, 8 en Colombia, 12 en Garzón, 5 en Íquira, 40 en Neiva, 30 en Pitalito, 14 en San Agustín y 33 están apoyando labores de desminado humanitario.

“El objeto social de la cooperativa es la defensa de la economía solidaria y de actividades sociales además de buscar el desarrollo y productividad del sector agropecuario de otras labores dependiendo de la necesidad de sus asociados; extendiendo la acción social en beneficio de los asociados y sus núcleos familiares”, dijo Víctor Hugo Silva Sotto, representante legal de la entidad solidaria.

Le apuestan, según comentaron, a un modelo que pueda influir en las cadenas de producción para que el campesino pueda quedarse con el valor agregado de sus cultivos. Tanto de la comercialización como de la transformación del producto.

Un modelo alternativo

Este tipo de modelo económico fue elegido tras las exitosas experiencias del sector solidario en Huila. Y también por el apoyo que la  Fundación Utrahuilca ha venido dando al proceso de paz, “eso nos dio una visión y un modelo con el que continuar”, expresó Silva Sotto.

“Todas estas personas que estamos en proceso reincorporación miramos el proceso de paz no solamente como una simple solución a los problemas de excombatientes, sino que queremos que eso sea más integral, incluyente, lo vemos como la oportunidad de reconstruir tejido social en los territorios que fueron afectados por la confrontación armada”, destacó.

Por ende, los proyectos productivos van encaminados a resarcir “el daño que ocasionamos”. Trabajando de la mano de comunidades y apostándole al modelo cooperativo.

El exguerrillero, cree que el sector cooperativo y las empresas de capital pueden trabajar juntas. La una va direccionada hacia el futuro y bienestar de sus asociados, la otra es más de tipo individual, o tres o cuatro personas que le apuestan a algo.

“Nosotros no discutimos la forma para hacer riqueza, en lo que sí miramos la diferencia es la manera en que se distribuyen esas riquezas. Entonces vemos mejor el cooperativismo”, señaló.

En el caso de la Cooperativa, el dinero será distribuido en mejorar  en nivel de vida de cada asociado; ya sea en educación, salud, bienestar, “sobre eso es que nosotros apostamos”.

La oportunidad a la legalidad

Por medio de este proyecto, los exguerrilleros le dieron una oportunidad a la economía legal, dejando a un lado a lo que el exguerrillero llamó ‘economía de guerra’. Admitió Víctor Hugo Silva Sotto que antes obtenían los recursos para financiar la misma guerra, en el caso de las FARC “a partir de métodos que estaba por fuera de la legalidad, extorsión, nosotros la implementábamos a través de métodos no muy ortodoxos”, dijo.

También aseguró que actualmente le apuestan a una economía que está partiendo de la legalidad y asertividad, “sobre eso hemos aprendido mucho”, resaltó.

Y a la familia

Ese cambio de economía ha influido de manera positiva en sus vidas, pues “muchos no vimos nuestros hijos crecer… muchas personas ven a sus hijos cómo pasan del proceso de niños, a jóvenes, adolescentes y luego profesionales, eso nosotros no lo hicimos”.

“Es una experiencia para nosotros muy agradable y confortable”, manifestó   Silva Sotto. Pero estas y otras iniciativas dependen de la voluntad política, sostuvo.

Como excombatientes saben que “el país aún no está preparado para esto. Lo entendemos y sabemos que debemos dejar que las heridas se vayan cicatrizando, a que los odios se vayan yendo. No tratamos de que olviden, pero sí que nos den una oportunidad, porque el proceso además de eso incluye darle una oportunidad al país”.

En la cooperativa, han dado unos pasos “bien calculados”, y se han logrado mantener en el tiempo.

Para el excombatiente, el trabajo con víctimas se realiza para no faltar al proceso mismo de paz, como fue concebido. Para que haya mayor sentido de pertenencia y para eso lo más importante es una vivienda, agrega. En ese sentido, se gestó, entre otros, el proyecto de vivienda.

Ingresó a los 15 años

Entre tanto, además recordó  Silva Sotto que ingresó a las FARC a los 15 años de edad y que también fue víctima de esta guerrilla.

“Yo fui víctima del conflicto en su momento, a mi papá lo mataron las FARC” aseguró. Pero decidió hacer parte de esa guerrilla y eso es algo que solo entienden quienes ingresan, expresó. “Es difícil de explicar”, dijo.

“Traje eso aquí a la mesa para explicar por qué son importantes las víctimas  dentro de la cooperativa”.

Por último, se dio que casualmente el día en que se tuvo el diálogo con la Cooperativa, Seuxis Pausias Hernández Solarte, más conocido por su seudónimo, Jesús Santrich,  se había posesionado como representante a la Cámara por el partido FARC. Frente a los presuntos nexos que Santrich tiene con el narcotráfico, sostuvieron algunos de los presentes que la posesión era un proceso de ley que debía hacerse.  

Y también manifestaron que procuran desligar los partidos políticos de su iniciativa de cooperativa a razón de que esto podría truncar el proceso.

Proyectos productivos de Coagropaz

- Proyecto planta de procesos piscícola. Esta idea de negocio consiste en instalar una planta para realizar los distintos procesos agroindustriales como fileteado y empacado al vacío al producto materia prima que en este caso sería el pescado. Todo en miras de lograr un producto tipo exportación. Para la ejecución se está recibiendo el apoyo de la Agencia de Desarrollo Rural, quienes están realizando la formulación del proyecto.

- Proyecto Centro de Acopio. Con esta idea lo que se pretende es poder adquirir un espacio físico donde los socios de la cooperativa que en su mayoría ejercen la actividad agrícola, puedan traer sus productos y ofrecerlos directamente al consumidor, para con esto evitar cualquier tipo de intermediario. En esta actividad se recibe acompañamiento por parte de la Alcaldía y la Gobernación del Huila.

- Proyecto de vivienda. Se pretende lograr la adquisición de un terreno para realizar la construcción de las viviendas que beneficien a la comunidad. Para este se cuenta con el apoyo de la Alcaldía de Neiva.

- Proyecto de Residuos Sólidos. Idea de negocio con lugar de incidencia en los municipios de Baraya, Tello y Villavieja.  Consiste en la recolección y transformación de los residuos sólidos.

- Proyecto de Ganadería. La idea de negocio está enfocada en un sistema de producción doble propósito, con lugar de incidencia en la vereda de Vegalarga del municipio de Neiva. Esta propuesta está orientada para ser presentada como proyecto productivo por medio a la ARN, aquí se contaría con la participación de 39 PR. 

¿Por qué el cooperativismo?

Este sector ha venido evolucionando favorablemente en todas las regiones del país, a pesar del ambiente hostil, que se presenta por parte de algunas organizaciones empresariales del sector de industria y comercio.

Pero cada vez, las familias colombianas acuden masivamente para satisfacer sus demandas de bienes y servicios en las cooperativas, que se diferencian de las empresas privadas, porque no buscan el lucro personal, sino el bienestar general de sus asociados.

Igualmente, el Gobierno Nacional ha buscado generar algunas medidas de control para evitar algunos desbordamientos en su funcionamiento, como han ocurrido en otrora.

Comentarios