sábado, 17 de noviembre de 2018
3 columnas - centro/ Creado el: 2018-05-20 09:57 - Última actualización: 2018-05-20 11:19

Fallo de tutela ‘obliga’ a la USCO a controlar el consumo de sustancias alucinógenas

El juzgado Quinto Administrativo Oral de Neiva, falló a favor de la estudiante Shadiah Manuela Perdomo Escobar, quien mediante Acción de Tutela alegó que se le han negado los derechos fundamentales de salud y educación por el humo contaminante percibido en las aulas cercanas a la Plaza ‘Jaime Garzón’.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | mayo 20 de 2018

La estudiante Shadiah Manuela Perdomo Escobar, interpuso una acción de tutela en contra de la Universidad Surcolombiana, solicitando la protección de sus derechos fundamentales como: la salud, educación y ambiente sano al espacio público. Debido a que consideró que se encuentran vulnerados, por el consumo de sustancias psicoactivas al interior de la establecimiento educativo. 

Igualmente afirmó que el consumo de las sustancias se lleva a cabo, sin importar la presencia de menores de edad dentro del claustro universitario y a sabiendas que en virtud al Artículo 16 del Decreto 1108 de 194 se prohíbe su consumo en centros educativos.

La estudiante contextualizó la problemática que se presenta al interior de LA Alma Mater ya que las autoridades administrativas han tomado medidas encaminadas a mitigar el consumo de sustancias alucinógenas pero sin resultados efectivos.

No obstante y en el contexto de la tutela, se indica que la institución desde el año 2012, ha ofrecido a las personas consumidoras la posibilidad de recibir apoyo y atención de un grupo de interdisciplinario conformado por un psiquiatra, medico, psicólogo y trabajador social, para iniciar un plan de acompañamiento y vinculación a una serie de actividades que le alejen del consumo de sustancias alucinógenas. Sin embargo, la situación de consumo de sustancias alucinógenas se sigue presentado.

¿Cuál es la solución?

Por todo lo expuesto, el despacho concedió que se debe acceder al amparo de los derechos fundamentales de la accionante, no solo a realizar labores encaminadas a mitigar el consumo de alucinógenos, si no a evitar el consumo de las mismas dentro del claustro universitario especialmente en las zonas continuas a las salones donde se imparten las clases, como solución temporal a la problemática y mientras se pone en marcha una acción conjunta de prevención y una ruta de atención integral para estudiantes afectados con la dependencia a sustancias alucinógenas.

En este sentido, la tutela a favor de la estudiante exige que se ejecuten las adecuaciones físicas en los salones del Bloque de Educación afectados por el humo de los fumadores en la plaza ‘Jaime Garzón’, para que no se siga vulnerando el derecho a la salud y el ambiente sano.



Acciones a realizar

El juzgado ordenó a la Universidad Surcolombiana, para que en el transcurso de 48 horas siguientes a la notificación del fallo, inicie los trámites pertinentes y necesarios encaminados a adecuar el salón en donde recibe clases la estudiante, para evitar la afectación que causa actualmente el humo de las sustancias psicoactivas que se consumen en la plaza mencionada anteriormente.

Igualmente exhorta a la universidad, para que el tiempo establecido inicie  los diligencias pertinentes y necesarias encaminadas a tomar las medidas administrativas de carácter preventivo para controlar el consumo de sustancias psicoactivas de estudiantes y demás integrantes del centro de estudios, ajustándose al manual de convivencia de la USCO y el Código Nacional de Policía y Convivencia.

Por último el juzgado resolvió notificar de esta decisión a las partes en los términos del artículo de 30 del Decreto No. 2591 de 1991  y  enviar el expediente a la Corte Constitucional para eventual revisión, de no ser impugnado este proveído.

Cabe destacar que la tutela asimismo, estima que puede ser impugnada por la parte afectada en un término de tres días.

Panorama

La presente acción muestra la problemática que se presenta al interior de la claustro educativo, en cuanto al consumo de sustancias psicoactivas.

Frente a lo expuesto por la estudiante en su acción de tutela, la Secretaria de Salud Municipal realizó una visita el 3 de mayo de 2018, de 5:45 a 6:30 p.m...

El objetivo de dicha acción, era tener elementos para luego emitir concepto acerca de las afectaciones en el ambiente académico con el consumo de estupefacientes en el espacio dominado plaza ‘Jaime Garzón’, igualmente indagaron a estudiantes en un salón del sector de la facultad de educación; quienes manifestaron sentir molestias con el olor.

El resultado de la visita a la sede central, concluyó que se observa la presencia de consumo de SPA, posiblemente de marihuana por las características olfativas.

Acciones por parte de la USCO

Sobre el particular, la universidad  expidió el Acuerdo 010 del 25 de mayo de 2010 y en el cual adopta una  "política integral y sistemática para la prevención y asistencia del consumo de sustancias psicoactivas y de otras prácticas de riesgo adictivo" asimismo se creó el equipo de trabajo del Comité Técnico de Especialistas, integrado por el jefe de la División de Bienestar Universitario; el rector, un delegado del consejo académico, un representante de la División de Bienestar Universitario, un líder de los docentes, investigadores expertos en el tema, durante los años 2012 y 2013, el Comité Técnico de Especialistas de la USCO, efectuó una serie de reuniones y consumo de sustancias.

Todas las actividades, estaban encaminadas a la prevención, mitigación y superación del consumo de sustancias psicoactivas dentro de la universidad, bajo los principios de la promoción a la salud, la atención e inclusión social  que dentro de la institución se da privilegio a las oportunidades de escucha, teniendo en cuenta que las políticas institucionales van encaminadas al derecho a la educación antes se ejercer sanción.

En aras de lograr una solución a la problemática planteada, se solicitó el acompañamiento de la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación, con el objetivo de acabar con el micro tráfico de sustancias psicoactivas y sea restringido el acceso a las instalaciones, portando el carné  de identificación.

Diario del Huila dialogó con un docente de la universidad y quien pidió omitir su nombre.

El docente manifestó que la problemática del consumo también afecta el desarrollo de las clases, además tiene conocimiento sobre profesores que han sido amenazados por algunos de los participantes de la plaza Jaime Garzón.

Testimonio

En relación a la acción tomada por la estudiante, celebró que haya sido favorable y que se adopten con urgencia las medidas de garantía cdel tutelante.

“La alumna se atrevió a instaurar dicha acción pidiendo la protección a su salud, porque hay un consumo exagerado de sustancias alucinógenas dentro de la universidad, el ambiente para el desarrollo académico es muy complejo, en donde se han venido dando algunas situaciones y la universidad no ha tomado las medidas apropiadas”, afirmó.

Amenazas

Adicionalmente, el docente admitió que colegas suyos conocen de la situación, sin embargo se abstienen a denunciar por temor, “nadie va a decir nada, porque ha habido amenazas de muerte, por ejemplo a una psicóloga se le acercaron y  le dijeron que no se metiera con el tema del consumo y el micro tráfico, ya que ellos conocían quien era la familia. Estas personas no han instaurado  ninguna queja  porque temen por su vida, y no sé porque la universidad no ha actuado. En un primer momento, una situación de estas se llevó hasta el Consejo Académico, el cual lo integran todos los decanos de las diferentes facultades y supuestamente iban a ver una acción; pero no ha habido respuestas de las directivas de la universidad”, indicó.

Consumo irresponsable

El docente aseguró que a cualquier  hora del día se percibe el olor a marihuana. “Allí hay un sitio donde se consume y donde los estudiantes se sientan y conocen las sustancias que van a comercializar sin ningún problema y hacen la venta ahí.  Hay una norma en el Código de Policía, donde indica que en las instituciones educativas no se pueden consumir ni alcohol y sustancias psicoactivas ni mucho menos la venta”, manifestó.

 “Hay mucha preocupación”

La universidad ha actuado en el hecho de atender a las personas que tienen la problemática, es decir a los consumidores y los orientan con el psicólogo  e inician un tratamiento. Pero el consumo es mucho y de alguna manera se atienden algunos casos pero no es suficiente, y el problema no se está erradicando y sigue aumentando, indica el docente.

“Claro en la universidad se ha actuado, allá hay una oficina que ofrece la atención al consumidor, se le escucha y se le da la asesoría psicológica, de pronto de los muchos casos uno o dos de los estudiantes que están iniciando el consumo lo deje; pero esa población es grande. Nosotros dictamos clases en los salones que están cerca de la ‘Jaime Garzón’, y es imposible desarrollar clase y no afectarse, hay algunas personas que ya han sufrido algunos trastornos”, dijo.  

Además agregó que es posible que los mismos estudiantes sean los que comercializan las sustancias, ya que existen casos de jóvenes que llevan más tiempo estudiando y no por cuestiones académicas si no por decisión propia.

“Hay estudiantes que llevan más de ocho años estudiando, y toman una materia por semestre y no matriculan  los bloques de seis o más materias; lo que les interesa es tener vínculos con a la universidad”.

 “Me parece que no hay que dejar sola a esta estudiante, hay que darle fuerza con lo que han planteado con otros tipos de denuncias, y la comunidad que no consume porque tienen derecho a un ambiente  saludable y que pueda tener esta posibilidad para desarrollar con éxito su actividad académica”. Concluyó.

‘Los universitarios’

Precisamente a finales del 2015 se conoció la desarticulación de la banda delincuencial llamada ‘Los universitarios’ quienes tenían como su centro de operación el bosque de la Universidad Surcolombiana, donde comercializaban cerca de 450 dosis diarias de sustancias alucinógenas.

Después del golpe al micro tráfico dentro del claustro universitario, el rector de la institución agregó que el consumo ha disminuido en ese espacio que operaban.

“En su momento las personas que capturaron estaban ubicadas en una zona que se conoce como el bosque, eso disminuyó el tráfico y el consumo, por eso hemos estado pendiente para tratar que este sitio no se vuelva a seguir utilizando para este tipo de situación, pero en lo que se conoce la Plaza ‘Jaime Garzón’, seguimos teniendo el problemas de consumo y también del micro tráfico, por eso ahí es donde tenemos que ponerle más atención y rigurosidad”, añadió el rector.

Comentarios