El laboratorio suizo Roche confirmó a través de un comunicado que a partir de enero estará disponible en el mercado de la Unión Europea una prueba que permite diferenciar el coronavirus de la gripe A y B.

Según la farmacéutica, ese test entregará un resultado en un tiempo de 15 a 30 minutos y estará disponible para los profesionales de la salud, que lo podrán hacer a los pacientes con síntomas más fuertes. Agrega que es una prueba muy importante, especialmente ahora que empieza el invierno en el hemisferio norte y que es cuando más se expande la gripe.

Roche informó que a principios de 2022 también espera pedir autorización para su uso de emergencia en Estados Unidos y podrá vender el test en los países en donde circule la marca CE, que es la de calidad de la Comisión Europea.

Hay que señalar que Roche tiene una sección muy importante dedicada a diagnósticos de varias enfermedades en el mundo y ya ha comercializado otro tipo de pruebas durante la pandemia.