domingo, 25 de agosto de 2019
Actualidad/ Creado el: 2019-04-15 10:52

Fervoroso Domingo de Ramos en Neiva

En todas las iglesias de Neiva, los feligreses madrugaron a participar en el tradicional Domingo de Ramos; rito eucarístico con el que se inicia de manera oficial la Semana Mayor.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | abril 15 de 2019

Un radiante sol, acompañó a los miles de fieles católicos que ayer concurrieron hasta sus parroquias y capillas en Neiva, para participar en la celebración de la Misa de Domingo de Ramos, con la cual se inicia Semana Santa. En muchas comunidades se organizaron procesiones por las calles cercanas a los templos como una demostración pública de su fe en Jesucristo, como único Señor y Salvador.

Un ejemplo del fervor de esta celebración se vivió en La Catedral de la Inmaculada Concepción, hasta donde llegaron cientos de fieles que se congregaron inicialmente en el templo colonial de donde partió la procesión que escenificó la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén. Similar celebración se vivió en otras localidades de Neiva como el Siete de Agosto, El Jardín, La Gaitana entre otras.

La eucaristía en La Catedral de la Inmaculada Concepción, la presidió Monseñor Froilán Casas, quien a su vez bendijo los ramos de los fieles e hizo un llamado a entrar en comunión esta semana con el Señor.

“Hagamos las paces con el medio ambiente”

Bajo el slogan “Hagamos las paces con el medio ambiente” Ecopetrol, la Universidad Corhuila y la Agencia Cultural del Banco de la República, se unieron a la fiesta religiosa del Domingo de Ramos, con la entrega de 300 árboles a los feligreses que asistieron a la iglesia Nuestra Señora de Aránzazu del barrio La Gaitana de Neiva.

De esta manera, las instituciones de la mano de la iglesia, quisieron que en esta fiesta religiosa, se adquiera el compromiso de conservar y preservar los recursos naturales, y hacer un aporte significativo al planeta, evitando la deforestación del bosque nativo del departamento o de regiones vecinas donde en esta temporada se azota la palma de cera.

Los árboles entregados son frutales y forestales, como guayaba pera, gualanday, chicalá y ocobo, especies  nativas del bosque seco tropical, un ecosistema de vital importancia para el país, pero que se encuentra en alto estado de vulnerabilidad.

“El aporte que nos han hecho este año de regalarnos estos árboles frutales y ornamentales es un gran aporte para ir sensibilizando a las personas sobre todo a los niños y a los jóvenes para que cuiden la naturaleza”, señaló el padre Juan Carlos Liévano, párroco de la iglesia Nuestra Señora de Aránzazu.

En el mismo sentido se pronunciaron los feligreses, como María Hilda García, habitante del barrio Prado Alto quien señaló que “estos arbolitos son un homenaje al domingo de ramos. Mi compromiso es llevármelo para la casa, lo voy a sembrar en el parque y voy a cuidar de él porque más adelante me va a dar oxígeno, esto es una enseñanza que nos está dando la iglesia y empresas como Ecopetrol para que cuidamos el medio ambiente”.

Ecopetrol, la Universidad Corhuila y la Agencia Cultural del Banco de la República, adelantan un programa de educación ambiental en instituciones educativas, donde se enseña a los niños y jóvenes temas como agricultura urbana y la importancia de cuidar el bosque seco tropical.

En el programa participan colegios como José Martí, Colombo Andino, Técnico Superior, La Fragua, Agustín Codazzi y la correccional FEI Los Samanes. 

Comentarios