martes, 11 de diciembre de 2018
Festival/ Creado el: 2014-06-26 08:10

Reina Nacional no entregará corona

Natalia Andrea Fernández Copete, reina Nacional del Bambuco 2013, no estará para entregar el título a su sucesora. La soberana le contó a DIARIO DEL HUILA que tuvo que cancelar sus compromisos con el Festival debido a problemas de salud.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | junio 26 de 2014

Con un comprensible sentimiento de tristeza, Natalia Andrea Fernández Copete, reina Nacional del Bambuco 2013, le confirmó a DIARIO DEL HUILA que no vendrá a Neiva para hacer entrega de la corona. La joven, quien el año pasado representó al departamento del Meta, tendrá que ser sometida a un delicado procedimiento quirúrgico y por ese motivo no podrá venir a la capital opita para cerrar su ciclo como embajadora del folclor huilense. Desde su apartamento en Bogotá, donde guarda absoluto reposo esperando el momento para una cirugía, habló con esta redacción sobre su situación de salud y su experiencia como soberana.

¿Cuál es el problema de salud que le impide venir a entregar la corona?
Hace aproximadamente dos años me diagnosticaron que tengo una hernia umbilical, y me prohibieron rotundamente cualquier esfuerzo físico. Desobedecí esas recomendaciones médicas, estuve dedicada al gimnasio, al deporte y a la danza, y ahora estoy viendo las consecuencias.

¿Y es muy comprometedora la dolencia que le impide venir?
Sí, lastimosamente es imposible que viaje a Neiva ya que la hernia se encapsuló y en este momento el único tratamiento es la cirugía para que la hernia no se estrangule. Por eso el médico me volvió a prohibir toda la actividad física mientras llega el día de la operación. Esperé bastante tiempo, y ya no puedo darle prórroga ni arriesgar mi salud. Con todo el dolor no podré estar con los opitas en el cierre de sus fiestas.

¿Que siente al no poder cerrar, como se esperaba, su ciclo como reina?
Yo siempre he dicho que lo que uno inicia tiene que terminarlo, pero con mucha tristeza debo admitir que esta vez no pude hacerlo, no por falta de voluntad sino por una urgencia médica. Es muy doloroso no poder estar con los huilenses para agradecerles en persona por todo ese cariño que me brindaron desde mi llegada. El Reinado Nacional del Bambuco fue una experiencia maravillosa y es triste no cerrar el ciclo como se debiera.

¿Le hubiera gustado bailar el último Sanjuanero Huilense de manera oficial?
Claro que sí. Me hubiera gustado, de todo corazón, haber dejado mi última huella en la tarima con la interpretación de este majestuoso baile que me abrió tantas puertas.

¿Piensa regresar al Huila algún día?
Luego la cirugía y me recuperación tengo unos proyectos con mi escuela de danzas folclóricas que quiero llevarla al Huila, para que conozcan sobre la cultura y la danza huilense que es una de las más bellas de Colombia. Ya no iré en calidad de reina pero estoy segura que seré recibida de la mejor manera.

¿Qué significó este año como Reina Nacional del Bambuco?
Muchas cosas buenas. No es tarea fácil ser Reina Nacional del Bambuco, pero es una experiencia que lo hace crecer a uno como persona, como mujer. Conocí muchas personas valiosas y visité muchos lugares del país. Con todo el corazón no me canso de decir que llevar la responsabilidad de representar el folclor huilense en todo el país es algo maravilloso.


¿Cuál es su sentimiento para con el departamento del Huila?
Mucho aprecio y respeto. Los huilenses me trataron muy bien y cómo no corresponderle a todo ese cariño que han tenido conmigo; los opitas son personas muy fáciles de querer. También siento un gran respeto porque pude darme cuenta que tienen un sentido de pertenencia y amor por sus tradiciones muy marcados; es maravilloso ver niños y ancianos bailando y disfrutando el Sanjuanero Huilense.

¿A quién quiere agradecer por este año?
A la Gobernación del Meta por haberme dado el privilegio de ir a concursar a Neiva. Al gobernador del Huila, Carlos Mauricio Iriarte Barrios, y a su esposa María Fernanda Ramírez, a la organización del Festival y Rocío Luna Flórez, quienes fueron mi mano derecha. También tengo que darle las gracias a mi familia y mi parejo Julián Mahecha, quien fue mi gran maestro, que me cogió de ceros en este baile y me enseñó a mar a esta cultura y folclor, y a sus hijas Juliana y Camila, quienes también me ayudaron en la preparación.

¿Por qué quiso participar en este reinado y no en otro de los muchos que hay en el país?
Desde hace tiempo tengo una lista de sueños que he venido cumpliendo en su orden. El Reinado Nacional del Bambuco estaba incluido porque es uno de los más importantes en Colombia. Inicialmente fui Reina Internacional del Joropo, luego Reina Internacional del Joropo y la Belleza Llanera, en Arauca. Mi mamá ayudó en este sueño, desde muy pequeña ella vio que yo podía ser reina en el Huila. Este es mi tercer sueño, y lo cumplí con amor, sentido de pertenencia y compromiso, no fue por cumplir un encargo como representante del Meta.