El fiscal General, Francisco Barbosa, confirmó que se manejan tres hipótesis en la investigación que se adelanta por el crimen del estudiante pereirano, en entrevista con Noticias RCN.

Aseguró que se están recolectando las pruebas necesarias para establecer quién estuvo detrás de estos hechos.

Las hipótesis se basan en que el joven fue asesinado por su trabajo social y por las diferentes iniciativas que realizaba desde la universidad para la comunidad y los estudiantes.

Una de ellas habla de que era objetivo de grupos armados por ser líder social, otra que era un ataque dirigido a protestantes y desafortunadamente el joven cayó en el lugar y la última habla de amenazas por parte de grupos delincuenciales.

El crimen de Lucas sucedió cuando se dirigía al viaducto César Gaviria, uno de los principales nudos viales de la capital de Risaralda que conduce a Dosquebradas, para invitar a las personas a marchar y manifestarse.