miércoles, 26 de junio de 2019
Economía/ Creado el: 2019-02-15 05:19

Fracking sí, pero con respeto por comunidades y medio ambiente

La decisión fue unánime entre los 13 expertos que analizaron durante tres meses los efectos y el impacto de este sistema de exploración de crudo. Sin embargo, voceros del Movimiento Colombia libre de fracking, señalaron “nos quedó un sinsabor, así podría resumirlo”. Y voceros de la USO-Nacional aseguraron que “nosotros pedimos una moratoria porque la tecnología que se está aplicando en ese tema, no nos convence y las regalías no son las más adecuadas. Hay que mirar el pasivo social y humano que ha dejado la industria”, argumentaron.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | febrero 15 de 2019

La Comisión de Expertos contratada por el Gobierno entregó un informe positivo para desarrollar este mecanismo en la exploración de yacimientos no convencionales. Sin embargo para poder desarrollar este sistema primero se deberán desarrollar proyectos piloto en los que se compruebe que no afecta a las comunidades ni a las fuentes hídricas.

La decisión, que fue unánime entre los 13 expertos, establece condiciones tanto al Gobierno como a las empresas privadas que quieran desarrollar los proyectos.

Los expertos analizaron durante tres meses el proceso de fracturamiento hidráulico en pozos horizontales. Sin embargo, las recomendaciones de la comisión no son vinculantes para el Gobierno, aunque el Ministerio de Minas y Energía y otros funcionarios, como el Presidente de Ecopetrol, han defendido los estudios de viabilidad del fracking argumentando que el país podría duplicar o triplicar sus reservas de crudo que hoy alcanzan para siete años de autoabastecimiento.

Recomendaciones

Las recomendaciones sobre si es viable o no realizar exploración de yacimientos no convencionales en Colombia fueron entregadas en la Biblioteca Virgilio Barco.

Las conclusiones del informe incluyen aspectos relacionados con la geología, el medio ambiente, la economía y, por supuesto, temas de impacto en las comunidades asentadas en las regiones.

Previo a conocerse esos detalles, grupos de ambientalistas y políticos expresaron su preocupación por el detalle de los resultados, aduciendo que no se dispuso del tiempo suficiente para sacar las conclusiones.

La comisión examinó aspectos del proceso de exploración (no de explotación), y sus conclusiones fueron el resultado de las preocupaciones expresadas por las comunidades de los territorios donde hay proyectos exploratorios en la zona del Magdalena Medio.

Ecopetrol ha calculado que de esa zona del país se podrían producir 6.000 millones de barriles de crudo con el uso del fracking.

Esta comisión, que contó con el apoyo de una secretaría técnica conformada por el Ministerio de Minas y Energía, el Ministerio de Ambiente, la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA) y la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) busca promover una discusión sobre los aspectos técnicos, ambientales, sociales y económicos del fracking para poder tomar una decisión informada.

Integrantes

El comité estuvo integrado por profesionales en áreas como la ingeniería, la economía, la biología, la geología y el derecho donde destacan algunos nombres como el del doctor en Ingeniería de Massachusetts Institute of Technology (MIT), Armando Zamora; el director del Instituto de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de Colombia, Gonzalo Andrade; o el miembro del Consejo Nacional de Planeación en representación del sector Ecológico, Juan Pablo Ruíz. Asimismo, también compusieron la comisión Carlos Alberto Vargas, John Fernando Escobar, Leonardo Donado, David Yoxtheimer, Osmel Manzano, David Neslin y Manuel Ramiro Muñoz.

Su trabajo, que inició en noviembre pasado, estuvo dividido en tres fases que se desarrollaron de una manera simultánea. La primera de ellas consistió en la instalación de unas mesas de diálogo regional que permitieron a los expertos escuchar las inquietudes de las comunidades que viven en las zonas con potencial de desarrollar esta técnica.

La segunda fase de este proceso consistió en una revisión del marco regulatorio, técnico y ambiental existente a la luz de las mejores prácticas internacionales y la última comprendió el análisis de la seguridad energética nacional y la contribución del sector petrolero en el país.

Más recomendaciones

El grupo de especialistas recomendó al Gobierno que en los proyectos pilotos integrales de investigación establecidos se deben cumplir varias condiciones durante las etapas de exploración, antes de tomar alguna decisión sobre la explotación o no de yacimientos no convencionales con la técnica de fracturamiento hidráulico.

Los primeros programas pilotos se podrían realizar en el Magdalena medio en un número pequeño de pozos.

La decisión se tomó tras un diálogo directo con las comunidades y quienes se oponen a la adopción de este sistema en Colombia.

Armando Zamora dijo que también se realizó una revisión detallada de las experiencias internacionales y el entorno geopolítico que se ha desarrollado el programa a nivel mundial.

El experto Manuel Ramiro Muñoz afirmó que el fracking no tiene licencia por parte de las comunidades debido a la desconfianza de las comunidades, falta de información, falta de transparencia y el incumplimiento de las normas ambientales.

A esto se suma que los temores es que se van a contaminar las fuentes hídricas, se podrían generar terremotos y la llegada de problemas sociales como la prostitución y la drogadicción.

Mario García integrante de la comisión, afirmó que el país tiene un gran potencial de petróleo en ocho cuencas a nivel nacional entre las que se encuentran Valle del Magdalena Medio entre otras.

La comisión también consideró que existes riesgos expresados por las comunidades en materia de derrames y accidentes de fluidos, cementación y retorno de los fluidos y por último se encuentra la exploración por la disposición de salmueras.

Carlos Alberto Vargas otro de los integrantes de la comisión, afirmó que se evalúo una línea de sismicidad en las zonas de posible exploración del fracking.


Carlos Alberto Vargas


Reacciones

José Marín Moreno Villareal, Tesorero de la Junta Directiva Nacional de la Unión Sindical Obrera, USO, dijo que en “lo que tiene que ver con la explotación fracking, nosotros allí tenemos una gran expectativa, porque no aceptamos ese sistema y le hemos pedido al alto gobierno en cabeza de la Ministra de Minas y Energía y el presidente de Ecopetrol, que nosotros pedimos una moratoria porque la tecnología que se está aplicando en ese tema, no nos convence y las regalías no son las más adecuadas. Le dijimos a la Ministra que había que mirar el pasivo social y humano que ha dejado la industria, además del abandono en el que han estado las comunidades petrolera y que gran parte de la resistencia para que se haga la exploración por esta vía, es debido al pasivo que se debe”.


José Marín Moreno Villareal, Tesorero de la Junta Directiva Nacional de la Unión Sindical Obrera, USO

Entretanto, Luz Mila Moyano Vargas, Directora Ejecutiva de Fendipetróleo Huila y Caquetá, dijo que “si no estamos de acuerdo con el fracking entonces tendremos que importar producto a Colombia, importar gasolina y el diésel, en este producto se está importando en gran mayoría y cada vez que el dólar se nos incrementa el precio del diésel sube, esa es una de las razones que nos tiene preocupados”, señaló.  Por último indicó que “si se ejecuta el fracking la economía se va a reactivar y la pregunta es si bajará o no el galón de gasolina en Colombia”.

“Nosotros decimos que el fracking debe ser muy mesurado porque algo que es muy cierto es que las reservar de petróleo que quedan son mínimas, quedan yacimientos a unas profundidades muy altas y la única manera de poderlas extraer es mediante fracking”, agregó.


Luz Mila Moyano Vargas, Directora Ejecutiva de Fendipetróleo Huila y Caquetá

A su turno diferentes gremios del sector se han mostrado de acuerdo en estos meses con la creación de esta comisión que permitirá conocer los verdaderos riesgos y beneficios de esta técnica.

En ese sentido, el presidente de Campetrol, Germán Espinosa, dijo que “el fracking es una decisión de país, por eso hay que profundizar en el diálogo. Se deben mostrar los efectos ambientales y sociales que se podrían presentar. Así, se tomarán buenas decisiones. El Gobierno ha dicho que los yacimientos no convencionales, que actualmente están en más de 5,7 y 11,7 años para petróleo y gas, respectivamente, podrían duplicar o triplicar las reservas actuales”.


El presidente de Campetrol, Germán Espinosa


Sin embargo, también hay reparos de algunas organizaciones. La Alianza Colombia Libre de Fracking indica que la mayoría de los integrantes de la Comisión son pro-fracking.

“Nueve de las 13 personas que integran esa comisión son pro-fracking. Basta con analizar sus vínculos con este tema para percatarse. El gobierno dijo que iba a crear una comisión independiente, pero ¿sus integrantes realmente lo son? Eso nos preocupa”, señaló Carlos Andrés Santiago.

Por su parte, Carlos Santiago Lozano, uno de los voceros del Movimiento Colombia libre de fracking, le da la razón. “La verdad creíamos que las conclusiones iban a ser mucho más blandas. Nos quedó un sinsabor, así podría resumirlo”.

Reservas

Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol, destacó que si se implementara la extracción de crudo y gas “no convencional”, mejor conocida como fracking, pasarían varios años antes que se necesite la importación de gas o petróleo.

En la actualidad, las reservas petroleras alcanzan los 2.000 millones de barriles, equivalentes a cerca de cinco años. Según los cálculos de Bayón, el fracking permitiría aumentar las reservas en entre 2.000 millones y 7.000 millones de barriles.

Así, en el peor de los casos las reservas petroleras se duplicarían y llegarían a 10 años. Pero en el mejor de los casos, Colombia tendría suficiente petróleo para autoabastecerse durante 20 años.


Felipe Bayón, presidente de Ecopetrol

¿Qué es Fracking?  

A diferencia de los yacimientos convencionales, con el fracking se intenta romper la roca madre de la tierra, a kilómetros de profundidad, para luego inyectarle a gran presión millones de litros de agua mezclada con químicos y arena, para así extraer el petróleo o el gas que almacena.

El Fiscal Nacional de la Unión Sindical Obrera, USO, José Marín Moreno Villareal, explicó que Fracking es el fracturamiento de reservas no convencionales, es decir que a una tercera o cuarta instancia de la recuperación de un crudo, que ya es imposible poderlo extraer de manera primaria, en la exploración primaria.

“El Fracking por su misma contextura y amarrado que está en las rocas muy profundas, requiere de unas tecnologías muy avanzadas e indiscutiblemente con muchas consecuencias que puede tener. Hoy hay algunas tecnologías que aseguran procesos, es decir que va bien amarrado, embotellado, segmentando, para perforarlo, pero ahora el fracking lo quieren hacer de forma horizontal donde pueden perforar 5, 10 o 15 pozos en un mismo pozo que se perfora verticalmente. Y en la superficie se colocan una serie de equipos que van a jalar todo esa producción”, explicó el experto sindicalista.

Agregó que “es una fracturación que se hace con mucha presión, se utilizan más de 10 mil libras de presión, donde se usa unos químicos, unos polímeros muy tóxicos; así como una gran cantidad de agua. Un pozo de tres kilómetros puede tener 400 toneladas de arena especial que se está importando del Brasil, del Japón o de la China. Y unos grandes volúmenes de agua dulce que se utilizan para mezclarla, se hace un componente que va a ser la carga de fluido que va a llevar la tubería para llegar en determinado choque y hacer las exploraciones de manera vertical”, explicó.

Comentarios