La Fiscalía General le imputó el delito de concusión al abogado sustanciador de la Procuraduría, Jesús Alejandro Garzón, señalado de exigir dinero para tergiversar procesos disciplinarios.

Ante la jueza 36 con función de control de garantías, la delegada de la Fiscalía señaló que Garzón habría hecho una exigencia de dinero al senador Richard Alfonso Aguilar Villa de 300 millones de pesos para desviar a su favor un proceso disciplinario.

También le habría exigido al mayor de la Policía, Manuel Alejandro Rondón Almanza, la suma de cinco millones de pesos para promover una acción de tutela contra la Procuraduría.

Por medio de una supuesta familiar del abogado sustanciador identificada como Aura Matilde Garzón Rincón se tramitó, en primer lugar, un derecho de petición y posteriormente una acción de tutela con la que buscaba que se cancelaran los salarios que no percibió mientras el mayor Rondón Almanza estuvo suspendido de la Institución.

La fiscal reveló que cuenta con los testimonios del senador Richard Alfonso Aguilar Villa, Nasly Teresa Hoyos, procuradora auxiliar para asuntos disciplinarios (quien denunció hechos irregulares), los mayores Manuel Alejandro Rondón y Óscar Cuesta (integrante del equipo de seguridad del procurador Fernando Carrillo).

También cuenta con varios videos, entre ellos uno en el que Garzón aparece contando dinero en frente de otros tres funcionarios en el piso 23 de las instalaciones de la Procuraduría General de la Nación, además de varias interceptaciones telefónicas.

La delegada señaló que la Fiscalía adelanta otras investigaciones por irregularidades en procesos contra el senador Didier Lobo y también relacionadas con Seuxis Paucias Hernández Solarte, alias ‘Jesús Santrich’, entre otros.

Tras la imputación el abogado sustanciador Jesús Alejandro Garzón, se declaró inocente y aseguró que nunca cometió ningún delito.