viernes, 21 de septiembre de 2018
Neiva/ Creado el: 2018-04-06 09:13 - Última actualización: 2018-04-06 09:16

Fundación Genios Azules: una muestra de amor

Jazmín, Mauricio y 35 papitos piden ayuda para escolarizar a los niños con el trastorno psicológico de autismo y asperger; hacen un llamado de atención ante la carencia de  recursos y falta de apoyo de entidades estatales.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | abril 06 de 2018

Por Carolina Polania Cedeño
Diario del Huila, Neiva

La historia de la fundación sin ánimo de lucro creada con el fin de amparar y velar por el bienestar de los ‘genios azules’ con el trastorno psicológico de autismo y asperger es para admirar y aplaudir.

En vista que el autismo es aún un trastorno desconocido en nuestra sociedad, se debe de aceptar la aparición de éste en los niños, pues a causa de este desconocimiento los niños sufren  maltrato, bullying, discriminación, exclusión, entre otros.

Jazmín Rodríguez Segura, madre un niño asperger y quien ejerce la presidencia de la Fundación Genios Azules, hace lo posible para visibilizar este “problema”.

Ella, se dio cuenta de este trastorno en su hijo cuando mostraba retardos en su desarrollo normal, tales como caminar y hablar.  Al principio, Jazmín creyó que se trataba de algún síntoma de discapacidad auditiva pero posteriormente el médico lo diagnosticó con hiperactividad.

Tiempo después Jazmín, se encontró con una fisioterapeuta, quien le dio a contemplar la opción de que su hijo padecía autismo, por lo cual Jazmín empezó a encontrar concordancia entre los síntomas que le había nombrado la profesional  a los que presentaba su hijo. A los 11 años,  fue diagnosticado en la prueba cognitiva como un niño con asperger.

Santiago, el hijo de Jazmín, hoy día tiene 12 años,  está en grado segundo y quiere ser piloto de avión, pero ha sido víctima de rechazo en la sociedad. A los 7 años un compañero de su colegio lo agredió físicamente causándole fuerte heridas, pero Santiago es un niño lleno de alegría e inocencia, un gran artista que posee habilidades para hacer creaciones en papel, porcelanicron, plastilina y también reconoce todas las banderas del mundo.

Luchando contra el sistema de salud

La lucha con las EPS, no ha sido fácil, manifiesta Mauricio Echeverri Tovar.  Él también es padre de un ‘genio azul’ y pertenece a la fundación.

Su hijo Yeikol Echeverri  tiene 6 años y a los 3 fue diagnosticado en la capital de la República a donde se dirigió con un médico particular especialista en Neuropediatría, quien descubrió que su hijo padecía (TEA) Trastornos del Espectro Autista. 

Ambos, regresaron a Neiva y empezaron a buscar ayuda para Yeikol pero no fue posible en vista que las terapias que autorizó la EPS no eran suficientes para su desarrollo, los que los llevó a tomar medidas legales e imponer una acción de tutela la cual ganaron. Tienen un incidente de desacato y ya les autorizaron terapias con otra entidad de salud.

A causa de todas esas razones nace la Fundación ‘Genios Azules’, de la cual hacen parte Jazmín, Mauricio y 35 papitos piden ayuda para escolarizar a los niños por falta de recursos y apoyo de la Secretaría de Educación.

Ellos, les hacen la invitación a todos los estudiantes que quieran hacer prácticas profesionales en psicología, fisioterapia, pedagogía infantil y piden que los profesionales que se pongan la camisa ayudando a los niños de esta fundación y puedan aportar también su granito de arena y hacer sus donaciones para apoyar esta bonita causa.

¿Dónde ayudar?

Los interesados pueden comunicarse a los teléfonos 3112213948, si tiene alguna inquietud sobre este trastorno para un familiar o amigo, ‘Genios Azules’ tiene las puertas abiertas para todas las personas en la Ciudad o el departamento que padezca TEA.

*Las fotos de los niños se publican con el respectivo permiso de los padres.

Comentarios