La Procuraduría General de la Nación destituyó e inhabilitó por 13 años para ejercer cargos público al general en retiro Rodolfo Palomino, exdirector de la policía Nacional.

La sanción tiene que ver con “influenciar irregularmente” al teniente coronel Reinaldo Gómez para que se retractara de unas denuncias que había elevado en el 2015 por presunto acoso laboral y sexual al interior de la institución.

Según la Procuraduría, Palomino ordenó que el coronel Flavio Mesa, entonces comandante del departamento de Policía de Cundinamarca, para que se contactara con el coronel Ciro Carvajal y entre dos lograran que Gómez se retractara de sus denuncias.

Según el expediente, en esas denuncias Gómez advertía sobre un presunto acoso laboral en su contra derivado en “pretensiones amorosas y sexuales”, “preferencias sexuales del general”, “ejercicio indebido del control disciplinario dando órdenes para sancionarlo, movido por pasiones sentimentales»