martes, 19 de marzo de 2019
Primer Plano/ Creado el: 2019-01-18 10:15 - Última actualización: 2019-01-18 10:22

Gobierno Nacional ordena la captura de la cúpula del ELN

La decisión se adopta luego de conocer detalles de cómo se organizó la operación que culminó con el atentado con carro bomba a la Escuela de Cadetes ‘General Santander’. Tras el anuncio del presidente se reactivan las circulares rojas vigentes contra los negociadores del ELN.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 18 de 2019

El presidente Iván Duque pidió hacer efectivas las órdenes de captura contra los cabecillas del ELN y retiró a los negociadores de esa guerrilla los beneficios otorgados en medio de los diálogos.

“Después de convocar el Consejo de Seguridad Nacional y de dialogar intensamente con líderes de la comunidad internacional, he ordenado el levantamiento de la suspensión de las órdenes de captura a los 10 miembros del ELN que integraban la delegación de este grupo en Cuba y he revocado la resolución que creaba las condiciones que permitan su permanencia en ese país. Esto significa la terminación inmediata de todos los beneficios otorgados a ellos en el pasado  por el Estado y la activación de las circulares rojas de la Interpol” sostuvo el Presidente Iván Duque.

Tras el anuncio del primer mandatario se reactivan las circulares rojas vigentes contra los negociadores del Ejército de Liberación Nacional, que en este momento se encuentran en Cuba.

Tanto la Policía y Fiscalía trabajan para dar con los responsables del carro bomba que estalló en la Escuela de Cadetes ‘General Santander’.

“Colombia y la comunidad internacional le exigen nuevamente al ELN la liberación total e incondicional de los secuestrados a los que hoy mantienen alejados de sus seres queridos. Le exigen al ELN el cese de las actividades delincuenciales contra la vida y la libertad de los colombianos y contra la infraestructura vital de la Nación”

Luego añadió “los registros oficiales nos indican que 5.682 ciudadanos inocentes han sido secuestrados por el ELN en los últimos 23 años: esto es 247 secuestrados al año, y alrededor de dos personas cada tres días. El ELN es y ha sido una máquina criminal de secuestros y atentados”. 

Cabe recordar que el gobierno colombiano señaló ayer al ELN como el responsable del ataque terrorista que dejó 21 muertos en la Escuela de Cadetes General Santander, marcando el fin de los diálogos de paz con esa guerrilla.

"El Gobierno Nacional sabe y entiende que el ELN no tiene voluntad de paz", dijo en su momento el Comisionado de Paz, Miguel Ceballos, en una rueda de prensa junto con otras altas autoridades en la presidencial Casa de Nariño.

Por su parte, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, había señalado que el acto terrorista contra la Escuela de Cadetes fue cometido por un miembro de esa guerrilla.

Botero reveló este viernes en la mañana las evidencias de que el autor material del hecho fue José Aldemar Rojas Rodríguez, de 56 años de edad, quien murió en el atentado.

Rojas Rodríguez entró a la fuerza a la Escuela de Cadetes en una camioneta con 80 kilos de pentolita. El ministro Botero agregó que "no existe hasta el momento, dentro de estas primeras 22 horas (de investigación), ningún elemento que nos permita concluir que esta persona se suicidó".

Según el ministro de Defensa, el plan original podía consistir en activar los explosivos mediante "dispositivo electrónico". La explosión dejó 20 muertos pertenecientes a la institución y también al conductor del vehículo que perpetró el hecho; también 68 heridos, 58 de los cuales fueron dados de alta, según la Policía.

En busca de detalles

Tanto la Policía y Fiscalía trabajan para dar con los responsables del carro bomba que estalló en la Escuela de Cadetes ‘General Santander’.

La inspección de cámaras de seguridad ha llevado a que, en tiempo récord, investigadores dieran con los que serían los primeros autores materiales: José Aldemar Rojas Rodríguez, quien falleció en los hechos, y Ricardo Andrés Carvajal, capturado recientemente y a la espera de las audiencias de garantías.

Se conocieron detalles, inéditos hasta ahora, de lo que han encontrado los investigadores y que serán presentados el sábado en la audiencia.

Según esta información, autoridades ya tienen claro que Aldemar Rojas, alias ‘Mocho’, iba acompañado en la camioneta Nissan Patrol antes de entrar a la escuela.

Su acompañante se bajó de la camioneta vestida con un overol y casco, y se montó a una moto a la que también le siguen la pista los fiscales.

Se sabe también que Carvajal fue capturado, pues llamó a una persona que ya estaba interceptada por hacer parte de una banda de micro tráfico, y le dijo que había puesto ya la bomba en la ‘General Santander’ y que debían “encaletarse”.

Las autoridades ya tienen un testigo en la zona que reconoció, no solo a Aldemar Rojas como el hombre que habría arrendado la bodega, si no que reconoció la foto de Carvajal y aseguró que también fue en algunas oportunidades.

Finalmente, los investigadores saben que Aldemar estaba en Bogotá en compañía de una mujer que haría parte de las células urbanas del ELN y que los ayudó en materia logística. La mujer ya está identificada.

Capturado se declara inocente

A su llegada a los Juzgados de Paloquemao en Bogotá, Ricardo Andrés Carvajal Salgar, capturado por autoridades por ser, presuntamente, el autor intelectual del atentado en la Escuela General Santander perpetrado el jueves, dijo ser inocente de los delitos que se le acusan.

Según las autoridades, Carvajal habría reconocido en una llamada telefónica su responsabilidad en el atroz acto terrorista que dejó 20 cadetes muertos y también al que perpetró el atentado además de 68 heridos.

Así lo aseguró en su momento el fiscal general de la Nación en rueda de prensa en la Casa de Nariño en horas de la mañana de ayer.

“De acuerdo con las evidencias técnicas, que reposan en el sistema Esperanza de la Fiscalía, [Ricardo Carvajal] reconoce su participación el acto terrorista que ocurrió en la Escuela General Santander”.

Tras conocer esta información, autoridades ordenaron un operativo para su captura en la madrugada del viernes en el barrio Los Laches, donde, dice la Fiscalía, se incautó un celular, un manual del combatiente primera fase de instrucción y uniformes overoles.

Pero al ser conducido a Paloquemao, a donde llegó fuertemente custodiado por agentes de la Policía, Ricardo Andrés Carvajal se declaró inocente ante medios de comunicación, previo a su audiencia de imputación en que le imputarán los delitos de homicidio agravado y terrorismo.

“Hice un voluntariado en bomberos”, dijo Carvajal, quien añadió que los overoles los usa para “trabajar”.

“¿Qué les dice a todas las víctimas de ayer?”, le pregunta una reportera, a lo que responde: “Pues que yo no soy. Lo siento, están equivocados”.

Cortes insisten en dialogo

Entre tanto, los presidentes de la Corte Constitucional, Corte Suprema, Consejo de Estado y Consejo Superior de la Judicatura hicieron un pronunciamiento conjunto para rechazar el atentado que se registró contra la Escuela General Santander de la Policía en el sur de Bogotá.

Según la declaración de los magistrados, cualquier hecho violento debe ser rechazado desde todo punto de vista y advirtieron que la paz es el camino ideal para enfrentar este tipo de situaciones.

En su declaración, el magistrado Ramiro Pazos, presidente (e) del Consejo de Estado, hizo un llamado a los violentos a la “sensatez” porque ni la violencia, ni el terrorismo son el camino.

Indicó que “ningún fin justifica actos de barbarie de esta naturaleza” y aseguró que Colombia es una democracia que permite que todos los conflictos puedan ser solucionados a través de vías civilizadas.

“Pese a todas las dificultades el proceso de paz con las Farc ha sido exitoso y se produjo dentro de la institucionalidad y hoy es reconocido por la comunidad internacional, estos son los caminos por los cuales es preciso que el Estado, la ciudadanía y los violentos perseveren”, señaló el magistrado.

Entre tanto, el presidente de la Corte Suprema de Justicia, el magistrado José Luis Barceló, sostuvo que frente a estos hechos el objetivo es uno solo y es manifestar que “la Justicia colombiana rechaza y deplora categórica y vehementemente el violento ataque contra la Escuela de Cadetes de la Policía Nacional”.

El presidente de la Corte Constitucional, el magistrado Alejandro Linares, dijo que es el momento de respaldar el llamado a la unidad nacional promulgada desde el Gobierno: “Nosotros como rama judicial en desarrollo del principio de colaboración armónica entre las distintas ramas del estado respaldamos la institucionalidad, rechazamos el terrorismo”.

El magistrado Édgar Sanabria, presidente del Consejo Superior de la Judicatura, expresó que desde la corporación se han dispuesto los recursos humanos y logísticos al servicio de las investigaciones que se desarrollen por parte de la Justicia.

“Seguiremos como Consejo Superior de la Judicatura destacando a nuestros mejores instructores y mejores jueces para llegar al esclarecimiento total de la verdad y a la imposición de las sanciones correspondiente ante la magnitud del suceso”, señaló el magistrado Sanabria.

Recorrido mortal del carro bomba

El Ministerio de Defensa reveló ayer en horas de la mañana el recorrido que hizo en el sur de Bogotá el carro bomba que detonó el jueves al interior de la Escuela de Cadetes General Santander.

En las imágenes dadas a conocer a toda Colombia, se aprecia que la camioneta gris Nissan Patrol de placas LAF 565 avanza por los barrios San Carlos, Tunal, Carmen, Fátima y Venecia hasta llegar al objetivo.

De acuerdo con el ministro de Defensa, Guillermo Botero, el autor material del atentado aprovechó la apertura de una puerta para vehículos de carga.

“Aprovecha la apertura de una puerta que es usada exclusivamente, para vehículos de carga, para entrar vehículos pesados y otros elementos. Aprovecha la sacada de unas motos y a toda velocidad ingresa a la escuela de cadetes, sin respetar a los guardias de seguridad, quienes inmediatamente frente al hecho comienzan a avisar a los demás guardias que hay dentro de toda la institución”, sostuvo Botero.

“Aquí no hubo perros como se dijo, ningún perro fue muerto. El único perro que había, que puede detectar explosivos estaba en la puerta principal de la Escuela General Santander”, agregó.

De acuerdo con el fiscal Néstor Humberto Martínez, el vehículo hizo una parada minutos antes del atentado. Al parecer, una persona descendió del carro bomba.

“Presentamos esta línea de tiempo del vehículo, que a las 9:25 de la mañana se estaciona a nivel de la Estación de Transmilenio de Venecia, allí desciende del vehículo una persona hacia las 9:24 de la mañana. Posteriormente, ingresa a la Escuela de Policía General Santander por la Autopista del Sur y luego hace el recorrido que ha mencionado el señor ministro de la Defensa hasta dar lugar al acto terrorista”, declaró Néstor Humberto Martínez.

 


En diferentes partes de Colombia se adelantaron jornadas de solidaridad hacia la Policía Nacional.


En el Huila, también se cumplió dicha jornada.