jueves, 21 de marzo de 2019
Primer Plano/ Creado el: 2019-01-18 10:41 - Última actualización: 2019-01-18 10:44

Gracias a Dios mi hijo está vivo: Paola Suárez

Amigos y familiares lo recibieron en las instalaciones del aeropuerto ‘Benito Salas’, indicó que continuará en la Policía Nacional.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 18 de 2019

Carlos Felipe Osorio Suarez el joven huilense oriundo de El Agrado y que se encontraba en la Escuela de Cadetes de la Policía Nacional al momento del atentado con carro bomba, llegó a la capital del Huila para reencontrase con su familia luego del momento traumático vivido en la Escuela de Cadetes de la Policía Nacional ‘General Santander’.

El joven cadete fue reportado como herido pero el mismo jueves en la noche se dio su salida del centro médico al que fue remitido para su respectiva valoración.

Su madre, Paola Suárez, relato que sintió mucha alegría al saber que su hijo estaba a salvo luego de unas horas de angustia y zozobra por lo acontecido y porque la muerte de otros 20 cadetes igual de jóvenes y con sueños de brindar su servicio a Colombia como oficiales de la Policía Nacional.

“Gracias a Dios lo recibí vivo aquí y no en otra situación como lo están viviendo otras familias en este momento (…) volví a nacer cuando oí la voz de mi hijo y hoy que lo recibí acá sentí alegría pero a la vez con mucha tristeza por lo sucedido”

Apoyo

Paola Suárez, fue enfática en indicar que apoya la decisión de su hijo de continuar en la Policía Nacional y más ahora que siente mucho amor hacia la institución.

“Acá estamos apoyándolo y pidiéndole a Dios que lo proteja” sostuvo.

Entre tanto, el joven cadete no ocultó su alegría al ver a sus seres querido y por el recibimiento que le hicieron en las instalaciones del aeropuerto ‘Benito Salas’ de la ciudad de Neiva, ayer en horas de la tarde.

Relató los momentos vividos poco después de la explosión cuando salió y vio ventanales rotos y el panorama de dolor y muerte que había en la zona donde explotó el carro bomba.

De igual forma, contó como a pesar de estar herido ayudó a otros compañeros a pasar elementos de auxilio para atención primaria a sus compañeros heridos de gravedad.

“Hoy me encuentro bien gracias a Dios y no fueron graves las heridas” sostuvo.

Manifestó que siente mucha tristeza por la muerte de varios de sus compañeros pertenecientes a la compañía ‘Gilibert’ con los cuales compartió muchos momentos al interior de la institución y que hoy no están en vida producto de la violencia.

Agradeció los mensajes de solidaridad hacia su familia y extendió sus condolencias a las familias de los compañeros caídos en el atentado a los cuales pidió mucha fortaleza en estos momentos.