sábado, 17 de noviembre de 2018
Judicial/ Creado el: 2018-04-08 10:20

Hacinamiento y falta de agua, la peor condena para los presos de la cárcel de Rivera

Las cárceles colombianas enfrentan situaciones críticas, como hacinamiento, corrupción, insalubridad, falta de recurso humano y técnico. En la cárcel de Rivera se evidencia el hacinamiento, falta de agua, salubridad y la falta de herramientas tecnificadas para hacer una requisa como debe ser.

Escrito por: Monica Serrano | abril 08 de 2018

La realidad que confrontan las 315 cárceles del país despertaron una señal de alerta en los entes de control. En un informe la Contraloría General indicó que en el 2017, el 75% de la población privada de la libertad en el país vive en hacinamiento, por lo que muchos enfrentan problemas de salud.

Una realidad que no es ajena para la cárcel de Rivera. Así lo señala su director Juan Carlos Reyes Ramírez, quien plasmó un contexto general de lo que viven la población privada de la libertad.

“Tenemos un problema que es el hacinamiento, la cárcel tiene capacidad para 950 internos, en el día de hoy tenemos 1618 internos entre hombres y mujeres, 155 damas y el resto son hombres. Se tiene seis patios de hombres y un patio de mujeres, que se llama reclusión de mujeres. Es decir, el hacinamiento es de un 76%”, indicó.

Falta del vital liquido

Como si vivir ‘amontonados’ fuera poco, los presos padecen también la falta de agua y todo lo que ello conlleva. “No tenemos agua del acueducto de Rivera sino de dos pozos, de los cuales uno ya colapsó, entonces estamos sin agua, es decir, les estamos dando el vital líquido de solo el pozo dos a todo la cárcel, aparte de eso a 22 administrativos y 160 personal de custodia y vigilancia. Además de eso la visita que llega los sábados y los domingos pues todo eso se congestiona; es una situación difícil. El suministro de agua en la cárcel lo tiene; pero no como antes”.

Enfermedades

“Tenemos 12 casos de tuberculosis, 11 en hombres y uno de mujer, la dama ingresó al establecimiento ya con la TBC, sanidad ha hecho el trabajo juicioso donde realiza muestras de una forma recurrente aleatoria en el patio 3 donde esta esa situación de TBC, se efectúan controles en el patio 1A, 1B y el de mujeres. Estas personas están aisladas de los otros internos. (…)Salud Departamental hizo hace como hace un mes una visita y levantó una acta, donde prohibió el ingreso de niños menores de 12 años, mujeres embarazadas y personas mayores de 60 años, con el fin de evitar algún contagio”,

“He buscado todas las soluciones posibles”

Reyes Ramírez manifestó que la Uspec, Unidad de Servicios Carcelarios y Penitenciarios, encargada de manejar la alimentación, sanidad e infraestructura, de las cárceles del país, tiene conocimiento ya de la situación y es la única que puede contratar obras civiles, “ como por ejemplo la construcción de un pozo que colapsó. He enviado oficios notificados a la Uspec, al director general del Inpec, donde le estoy comentado todos los problemas que a diario suceden dentro de la cárcel de Rivera, estamos sufriendo por el agua. Ya Upsec ha hecho un diagnóstico. Como director de la cárcel, el señor Procurador Regional, la Personera, Defensoría del Pueblo, todos estamos  ayudando para combatir el agua, ya que es un líquido vital de estas personas que mantiene encerradas, yo si le hago un llamado de atención  a la Uspec  para que ellos me colaboren. A mí como un director me entuteló un interno, fue la Juez Quinta de Familia y visitó la cárcel y me excluyó de la tutela, porque yo no tengo la capacidad contratar, por lo que la togada  incluyó a la Uspec y le dio 60 días para tomar una medida frente a eso para construir el pozo, pero ya se cumplió la fecha y no han cumplido con el fallo de tutela”.

Tráfico entre guardias y reclusos

La corrupción de guardias que trafican elementos o ingresan para los reclusos es otro de los problemas. “Lamentablemente, la Procuraduría acaba de destituir por diez años y dejarlo inhabilitado para ejercer cargos públicos a un dragoneante porque ingresó dos móviles al ser requisado se le halló los elementos, entonces lo que hicimos fue enviar el informe a la Procuraduría y ya fue destituido en primera instancia por este ente de control”.

Elementos incautados

La incautación e ingreso de elementos como celulares, droga y demás, a la cárcel, ha denotado la falta de elementos tecnificados o apropiados para hacer las requisas como deben ser, “hablamos de rayos x, ya que hay muchas personas consumen cápsulas al interior de su cuerpo, y ahí es muy difícil determinar si lleva o no, lo que hacemos es con los caninos revisar en las parte intimas llevan, en donde en suelen llevar  marihuana y celulares. Voy aumentar la sanción de 12 meses hacia arriba, con eso la gente tiene que aprender a que ya no tiene que entrar elementos prohibidos”.

Un día, cuenta el Director, ingresaron en operativo sorpresa a un patio y hallaron 30 móviles donde está prohibido el ingreso, “¿quién los entró?, no sabemos”, reconoce el Director, quien recalca en la falta de elementos.

Homicidios silenciosos

El ingreso y tráfico de drogas al interior de los patios, ha generado conflictos internos y hasta homicidios. “Uno a veces no puede determinar o vigilar el manejo interno de los reclusos. El 26 de septiembre del 2017 en la celda 1 del patio 3, se presentó un muerto porque un compañero le prendió la colchoneta al interior de la celda y pues uno de ellos se quemó y falleció, realmente entre ellos se da mucho el negocio de marihuana y de celulares, que uno como director desconoce porque son muchos internos que hay para uno estar pendiente  es muy difícil”.

Cárcel de Pitalito

Pero si en Neiva llueve, en Pitalito no escampa. Según su personera municipal, María Eugenia Herrera, en la penitenciaría de ese municipio la situación de hacinamiento es igual. “Se ha identificado el hacinamiento, hasta la última visita que realicé para efectuar todo un informe con Ministerio Público, se encontraron más de 1.000 personas cuando la capacidad máxima es de 600 personas, es decir hay un hacinamiento de casi de un 42 %”.  

“Las mujeres, situación preocupante”

“En tema de mujeres es una problemática que desde la Personería se le hecho un seguimiento constante, en relación al patio de mujeres. Hace dos años, hubo una acción de tutela que impide que se lleven más mujeres a la cárcel de Pitalito hasta que se hagan unas adecuaciones al patio, y esto influye directamente que las mujeres que han sido detenidas por algún delito o que tienen medida de aseguramiento tipo carcelario pues no puede ser atendidas en Pitalito y son enviadas a las otras cárceles”.

Salubridad

En relación al bienestar de los internos, “el año pasado realizamos una visita de inspección, a todo lo que es la alimentación, en el sitio donde preparan la comida para los internos, y se hizo unas recomendaciones junto con la Secretaria de Salud Municipal, las cuales hasta la fecha en parte fueron todas llevadas a cabo”, señaló la personera de Pitalito.

Denuncia

La personera de Pitalito, manifestó que los internos han puesto conocimiento en la personería, problemas frente a que no conocen sus defensores públicos que les asisten, también desconocen cuando tiene su audiencia, al parecer deficiencia en el servicio de la defensoría pública según lo relata los internos. “Es un tema bastante grave porque podemos estar hablando de vencimiento de términos, de condenas que de pronto  ya pasaron y no se están contando con la asistencia adecuada”.

Falta de infraestructura

“Por otro lado, las instalaciones de los guardias  del Inpec no son  las adecuadas, ellos están en una habitación bastante pequeña, nosotros hicimos una visita a las instalaciones y confirmamos que los muchachos que están prestando servicio militar en el Inpec las infraestructuras no son apropiadas”.

Nacional

A este panorama local se suma el nacional, donde la falta de control y corrupción al interior de los penales, es evidente. Tan solo en el último año a través de permisos sindicales, dejaron de trabajar 31.397 días. 

Según la Contraloría, el Inpec cuenta con aproximadamente12.400 guardianes, de ellos 8.640 están afiliados a 78 sindicatos, entre los cuales 3.650 están aforados como directivos de las organizaciones. El ente de control agregó que desde el 2015 sus miembros dejaron de trabajar 110.079 días.

Falta de personal

A ello se suma la falta de recurso humano, la situación es inquietante, ya que la falta de personal influye en el control en los 57.000 presos con detención domiciliaria, que deberían contar con una visita de control al menos una vez a la semana, pero pasan más de ese tiempo y los detenidos no son inspeccionados.

Por ejemplo en La Modelo, una de las penitenciarías más hacinadas y peligrosas del país, un solo guardián custodia por turno la puerta de entrada a un patio donde pueden hacinarse hasta 400 reclusos.


Fugas

La fuga de dos antiguos excombatientes de las Farc de la penitenciaría de máxima seguridad La Picota, despertó la situación crítica de control en las cárceles. El coronel Germán Ricaurte, director de La Picota, dijo que al parecer los reclusos Jhon Gutiérrez Rincón y Olmedo Vargas, estaban tomando alcohol artesanal, elaborado dentro de las mismas instalaciones, con el dragoneante Gilberto Vargas. En la noche del sábado, los presos le pidieron permiso para salir a la parte externa de la estructura a buscar más trago. Él se los concedió y ellos no volvieron. 

Otro escape se presentó en la cárcel de Bellavista, en Antioquia. Según el Inpec el interno José Muñoz Echavarría, condenado a 13 años de prisión por acceso carnal violento estaba privado de la libertad desde el 2009, por lo que disfrutaba de restricciones mínimas de seguridad, que le permitieron saltar una reja que lo alejaba de la libertad y escapar. Estos dos eventos pusieron en la mesa el tema del manejo de las cárceles del país en lo corrido del año, se han registrado en Colombia siete fugas. 

Tráfico y corrupción

En Colombia en el 2017 en las cárceles se incautaron  6.842 gramos de droga y en el 2016 108.782, a pesar de la diminución es un flageo que no se detiene. Además se encontraron el año anterior 2.332 celulares y en el 2016 3.225. Adicionalmente en el 2017 se localizaron en las celdas 32 portátiles y 5 tablets, también de 2,6 millones de pesos.

De acuerdo al Inpec, este año 25 personas han sido judicializadas por permitir el ingreso de elementos. Según la Policía judicial del Inpec, se conoce la existencia de estructuras criminales que visitan las cárceles cada fin de semana para llevar a cabo la entrega de pedidos.

 

Comentarios