lunes, 23 de noviembre de 2020
Regional/ Creado el: 2020-10-17 11:35

Hallan restos de delfín que nadó en la Tatacoa hace millones de años

Un grupo de paleontólogos realizó el hallazgo del hueso del oído del delfín en el Desierto de la Tatacoa el cual es considerado como el sitio más rico en fósiles del trópico gracias a que en este lugar, paleontólogos de diferentes regiones del mundo han encontrado restos que les permiten comprender como se dio la evolución.

El hueso fosilizado del oído de un delfín vivió en territorio colombiano durante el periodo conocido como Mioceno medio, entre 12 y 13 millones de años atrás.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | octubre 17 de 2020

Catalina Durán Vásquez

Fotos: Aldo Benítez Palomino

Un pedazo de roca, imperfecta y llena de orificios, fue encontrada en el desierto de la Tatacoa, gracias al trabajo de un grupo de paleontólogos, se ha convertido en una pieza fundamental para la reconstrucción del rompecabezas evolutivo de los mamíferos de Sudamérica.

La historia de los lagos y ríos que existieron en el país en la prehistoria continúan siendo un misterio, sin embargo, el trabajo de expertos nos acerca más a una radiografía de lo que pudo ser. Esta vez, hallaron un hueso de un delfín en el desierto de la Tatacoa.

“Hace algunos años en un sector de la Tatacoa encontré restos de una parte de un oído de un delfín, en el momento en el que lo encontramos no lo habíamos identificado plenamente y ya luego de identificarlo nos dimos a la tarea de buscar un grupo de investigadores expertos para que hicieran el estudio de este fósil y efectivamente un paleontólogo peruano que es experto en cetáceos Aldo Rincón, él fue el que liberó el estudio del fósil junto con otros investigadores como Jorge Moreno Bernal, Carlos Jaramillo y otro paleontólogo también que apoyó las investigaciones” dijo el director del Museo de Historia Natural la Tatacoa, Andrés Felipe Vanegas.

Un pedazo de roca, imperfecta y llena de orificios, fue encontrada en el desierto de la Tatacoa.

El hueso fosilizado del oído de un delfín vivió en territorio colombiano durante el periodo conocido como Mioceno medio, entre 12 y 13 millones de años atrás. Dicho hueso tiene la particularidad de que perteneció a un cetáceo de agua dulce. Estos fósiles fueron estudiados durante una gran expedición paleontológica a la Tatacoa a comienzos de 2019 por un grupo internacional de científicos. 

Los investigadores tienen evidencia de que antes, el Desierto de la Tatacoa estaba formado por bosques y ríos lo que sin duda permitió la llegada de animales como el delfín. Luego de analizar los restos descubrieron que el pariente más cercano a este animal extinto es el delfín actual del Río Ganges, en la India.

“Eso fue muy importante porque nunca se han encontrado restos de delfines posibles en la Tatacoa, es el primer registro y también con esto podemos constatar de que no solamente en la Tatacoa se encuentran restos de tortugas, caimanes, peces sino que también convivieron con ellos algunos delfines, hay una sola cosa curiosa de este delfín es que él no está relacionado directamente con el delfín rosado en que habita actualmente en el río Amazonas sino que su pariente más cercano se encuentra en el río Ganges en la India, por eso estamos tras más investigaciones para poder constatar y cómo podemos encontrar esa especie de delfín que no tiene nada de parentesco con lo más cercano que vivía en la Amazonía”, sostuvo el director del Museo.

El museo

El museo de Historia Natural está ubicado en el centro poblado de la Victoria que está al norte del municipio de Villavieja y en estos momentos el museo está a la espera de que llegue la exposición que está en Medellín.

Esta es la imagen del hueso correspondiente al cetáceo encontrado durante la expedición que también estuvo acompañada por Vigías del Patrimonio Paleontológico de la Tatacoa.

“Hicimos un convenio con el parque Explora, allí se encontraba una exposición que se llama ‘Territorio Fósil’ y ya la próxima semana la exposición va a llegar a la Victoria para ser instalada en el Museo, es decir que desde el 1 de noviembre ya tenemos la exhibición dispuesta para que puedan visitarnos”, sostuvo.

Fósil de tortuga en el Desierto de la Tatacoa

Delfines no ha sido lo único que se ha encontrado en este lugar, hace aproximadamente 8 meses dieron a conocer que hallaron un fósil de tortuga, de 13 millones de años, lo cual dio luces sobre la historia evolutiva de la tortuga carranchina o montañera, que habita en la costa Atlántica colombiana. 

El paleontólogo Edwin Cadena, investigador de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad del Rosario, afirmó en ese entonces que “este descubrimiento fósil aporta un granito de arena a la educación en conservación y a los planes para que la tortuga carranchina siga viviendo en la costa Caribe por miles o millones de años más”.

El fósil es considerado patrimonio geológico y paleontológico del Huila y en particular la zona del Desierto de la Tatatoca. Este es un hallazgo paleontológico importante que se suma a una publicación de Stupendemys geographicus una de las tortugas más grandes en la historia de la Tierra y que le ha dado la vuelta al mundo.

La historia de los lagos y ríos que existieron en el país en la prehistoria continúan siendo un misterio.

Hasta hoy en día, la manera como esta tortuga llegó a habitar la Costa Caribe de Colombia y por cuánto tiempo ha habitado nuestro país, era un completo misterio.

“Aunque esta especie ha recibido gran atención y ha sido objeto de importantes investigaciones en los últimos años, y varias instituciones están haciendo esfuerzos en aras de poder preservarla”, precisó el paleontólogo.

Durante esta excavación los científicos encontraron el delfín del lago Pebas.

Por medio de este fósil se podrá conocer sobre la tortuga carranchina, especie en peligro de extinción. Según Cadena, este descubrimiento fósil, no solo contribuye a entender la diversidad de tortugas a lo largo del tiempo en Colombia, sino que ofrece una oportunidad para fortalecer los planes de conservación de las especies actuales en peligro de extinción.

La nueva especie fósil, denominada Mesoclemmys vanegasorum, indica que parientes antiguos de la tortuga carranchina y otras del mismo grupo han habitado Colombia por cerca de 13 millones de años y que, en tan solo unas pocas décadas, la actividad humana de deforestación y consumo de huevos en las zonas donde habitan, podrían acabar con todo este legado histórico para siempre.

El museo de Historia Natural está ubicado en el centro poblado de la Victoria que está al norte del municipio de Villavieja.

El primer fósil del género Mesoclemmys en toda Sudamérica fue descrito por el paleontólogo Edwin Cadena, investigador de la Universidad del Rosario, en cooperación con colaboradores del Museo de Historia Natural La Tatacoa, el Instituto Smithsoniano de Investigaciones Tropicales y la Universidad de California.