viernes, 07 de agosto de 2020
Contexto/ Creado el: 2020-07-11 10:42 - Última actualización: 2020-07-11 10:42

Homenaje a víctimas de ataque guerrillero en Maito

Alcaldía de Tarqui, rindió ayer homenaje póstumo   a las víctimas mortales de la toma guerrillera de las Farc, al centro poblado de Maito, hace 18 años.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | julio 11 de 2020

Por Guillermo León Sambony

En la memoria colectiva de los habitantes del Centro Poblado de Maito, del municipio de Tarqui, aún se conserva el terror, el dolor y la impotencia que sintieron el día en que un comando armado de las Farc, a sangre y fuego se tomó esa población.

El ataque guerrillero, ocurrió el miércoles 10 de julio del 2002, donde murieron los agentes de la policía Henry Monroy Rodríguez y Elvis Mario Pajuata, además de la humilde vendedora ambulante Margarita Hernández Rocha y Roberto Chaúx Motta, según los registros históricos de este siniestro. 

“Margarita, una de la víctimas mortales de este hecho que nunca olvidaremos, se dedicaba a vender en el parque entre otras cosas  Quesos Reyma,  producto insigne de nuestro municipio que se expende en varias ciudades importantes del país.

El día de la toma, ella estaba  en el parque trabajando y al parecer una bala perdida en el combate entre guerrilleros y seis valientes policías que desde el cuartel defendían la población, acabó con su vida” señaló un “maituno”, como se les dice cariñosamente a los habitantes de este centro poblado.

Parelo, al ataque a Maito, el mismo  grupo guerrillero, se tomó el municipio de Oporapa, cercano al Centro Poblado de Maito,  donde también hubo muertos y destrucción,  especialmente del cuartel de policía.

La reacción del Ejército, no se hizo esperar y cuando los guerrilleros en las primeras  horas del 11 de julio, un día después del ataque, iniciaban su retirada rumbo al occidente del Huila, el avión fantasma del Ejército Nacional, los bombardeó,  dando de baja a una gran cantidad de guerrilleros de dos frentes de las Farc, que fueron los protagonistas de este insensato ataque a estas dos poblaciones del sur del Huila.

Años después, un desmovilizado de esa guerrilla confirmaría que en la acción insurgente participaron más de 250 guerrilleros de la columna Uriel Varela, la mayoría recién incorporados a las filas y oriundos de Nariño y el Cauca.

“Nos trajeron al Huila, a reforzar los frentes 13 y al 61, y debutamos en las tomas de Maito y Oporapa, donde las FARC recibieron uno de los peores golpes  por parte del Ejército en esos años.

No conocíamos el terreno y al emprender la retirada tras la toma de Oporapa, nos fuimos por un camino a cielo abierto, donde los aviones bombarderos de la FAC acabaron fácilmente con el grupo guerrillero”, señaló el excombatiente.

Aunque versiones extraoficiales señalan que en la feroz arremetida de las tropas del Ejército por tierra y aire contra el grupo guerrillero, que participó en las tomas del centro poblado de Maito en Tarqui y en el municipio de Oporapa, murieron más de 200 guerrilleros, solamente se han encontrado 30 cadáveres enterrados como NN en el cementerio de La Plata y otros 30 en una fosa común.

El homenaje póstumo

Por orden de la alcaldesa de Tarqui, Liliana Trujillo, el secretario de la gobierno de la población, Jaime Jovén se trasladó la mañana de ayer viernes a Maito, con el sacerdote de la población, donde tras una homilía en el parque del centro poblado, a la que asistieron los pobladores por el tema de pandemia, se rogó por el alma de las víctimas mortales de esta cruenta toma guerrillera, que le pueblo no olvidará.

Igualmente el secretario de gobierno, envió   un saludo de condolencias a los familiares de los policías, de la vendedora ambulante y del otro ciudadano asesinado, y a los habitantes del centro poblado se les tributó  un mensaje de esperanza, fé y admiración por hacer parte de “un territorio agrícola próspero y hermoso  habitado por gente honrada y trabajadora”.