Por: Juan Manuel Macias Medina

Gran preocupación entre los habitantes de la vereda El Venado por afectaciones a la salud provenientes de los hornos crematorios de una empresa funeraria, la comunidad indicó que los fuertes olores y residuos de las incineraciones, son una amenaza para la salud de los residentes en esta zona ubicada al norte de la ciudad.

Duvan Manrique, habitante de la vereda, manifestó estar en desacuerdo con las emisiones de gases que surgen a raíz de las incineraciones en los hornos crematorios, debido a que ha generado problemas pulmonares en la salud de algunos habitantes de este sector.

“La respuesta de la funeraria es que ellos tienen permiso para trabajar, permiso para funcionar y contaminar como lo están haciendo”, Duvan Manrique.

“La respuesta de la funeraria es que ellos tienen permiso para trabajar, permiso para funcionar y contaminar como lo están haciendo”, Duvan Manrique.

“Venimos teniendo este problema ya hace varios años con la empresa funeraria que maneja los hornos crematorios, todo nace a raíz de la cercanía a esta comunidad. El olor es muy penetrante, ya no lo aguantamos, esto es un problema para todas las personas que vivimos aquí porque afecta la salud, es un tema de contaminación muy grave, incluso hay gente enferma por esto, hay adultos y niños que sufren de los pulmones”, indicó Manrique.

Líquidos son vertidos a la quebrada

Aunque la economía de El Venado, responde, en su mayoría, a la industria petrolera, la pesca es un factor muy importante en este sitio, pues varias familias se dedican a esta labor.

La comunidad denunció que de la actividad crematoria que allí se realiza, brotan líquidos que, al ser vertidos a la quebrada El Venado, contaminan la labor de la pesca, cuestión que no solo afecta el trabajo de los pescadores, sino también la salud de los compradores.

“Los líquidos que salen de los hornos van a dar a la quebrada que está al lado, todos esos residuos llegan al río Magdalena, eso nos afecta porque el pescado sale contaminado, la vereda vive en gran parte del petróleo, pero otra se dedica a la pesca, afectando a los pescadores y a las personas que consumen el pescado”, expresó el líder juvenil.

Los habitantes de El Venado, denunciaron problemas de salud por la emisión de cenizas en la vereda.

Los habitantes de El Venado, denunciaron problemas de salud por la emisión de cenizas en la vereda.

 

Viviendas con afectaciones

La salud de los lugareños no es la única afectada, para Efraín Rozo, la problemática permea también la infraestructura de las viviendas, pues las fachadas de las mismas, son víctima de los residuos que emanan de las incineraciones.

 

“Las fachadas de las casas todos los días terminan cubiertas de polvo y ceniza, todo esto sale de los hornos que funcionan las 24 horas del día”, enfatizó el habitante de la vereda.

“La respuesta que nos da la empresa que funciona allí, es que ellos tienen permiso para trabajar, permiso para funcionar y contaminar como lo están haciendo. Según lo que tenemos entendido nosotros como comunidad, es que ellos pueden funcionar, pero a una distancia mínima de tres kilómetros, pero los hornos quedan dentro de la vereda”, agregó Duván Manrique.

Con el Covid – 19 se intensificaron los olores

Aunque los hornos crematorios de la funeraria funcionan desde hace varios años, la comunidad manifestó que la emergencia por covid-19, hizo que se intensificaran los olores, por lo que exigieron a las autoridades, tomar medidas pertinentes para evitar que se siga propiciando esta problemática a la salud pública.

“Venimos desde hace varios años haciendo el llamado a las autoridades para que nos solucionen esta problemática, ahora estamos más preocupados por el tema del coronavirus, porque ahora funcionan más tiempo y se han intensificado las incineraciones, lo que ha hecho que los olores sean cada vez más insoportables”, enfatizó Mary Rubiano, habitante de la vereda El Venado, quien aseguró ser víctima de la contaminación por las incineraciones a contados metros del sitio de su residencia.