sábado, 17 de noviembre de 2018
Panorama/ Creado el: 2018-05-19 09:22

Huila con alta incidencia de accidentes ofídicos

El INS registró entre enero y abril un aumento en los accidentes ofídicos en el país. Es decir este año se han notificado 1.516 casos y el año pasado en el mismo periodo se presentaron 1.397 eventos.

Escrito por: Monica Serrano | mayo 19 de 2018

Las serpientes corresponden a la clase Reptilia, la cual se hallan fácilmente en cualquier lugar. En Colombia se encuentran aproximadamente  272 de las 3.000 especies de serpientes que existen en el mundo. De las cuales en el país viven cerca de 47 que son venenosas para las personas.

De acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Salud, reflejan que la incidencia nacional es de 9,1 casos por 100 000 habitantes. Igualmente  indicó  que por la diversidad  del terreno del país y flora, es recurrente hallar serpientes hasta los 2.500 msnm.

Adicionalmente, la entidad agregó que entre enero y abril las zonas más afectadas por accidentes por serpientes venenosas fueron: La Orinoquia con 4,18 casos por 100.000 habitantes, y la Amazonia con 4,15 casos por 100.000 habitantes, siendo los departamentos más perturbados Vaupés, Guaviare, Vichada, Amazonas, Arauca y Casanare.

Al respecto, cerca del 50 % de los casos registrados en 2017 se presentaron en las siguientes regiones:

Departamento

Número de casos

Huila

301

Antioquia

769

Norte de Santander

319

Meta

311

Córdoba

293

Cesar

283

Bolívar

239


Por otro lado, el Sistema Nacional de Vigilancia en Salud Pública   identificó  en el 2017  cerca de 5.049 casos, mientras que en 2016 se notificaron  4.636 y en 2014, 4.232 eventos de accidentes ofídicos confirmados clínicamente. El aumento de 2017 frente a 2016 es de 412 casos que representan un incremento del 8.9 %.

Tratamiento

El Ministerio de Salud y Protección Social, indica que el accidente ofídico es causado por la mordedura de serpientes que poseen sustancias tóxicas, las cuales lesionan los tejidos y provocan alteraciones fisiopatológicas en la víctima.

Al sufrir un  accidente de este tipo, un médico es él que debe atender el tratamiento. Por otro lado es necesario contar con suero antiofídico para neutralizar el veneno circulante y el que se está liberando en el sitio de la transmisión.

Además, es necesario conocer sobre el tipo de actividad que realizaba el paciente en el momento del accidente, el lugar de los hechos, los síntomas posteriores a la mordedura, el tiempo transcurrido entre el accidente y la consulta, las circunstancias del accidente, las características de la serpiente, la parte del cuerpo afectado y  los antecedentes del accidente. Es vital, comprobar la clases de  serpientes que habitan en la zona y las características físicas externas predominantes e indagar su nombre común para así poder clasificarlas como venenosas o no.

Finalmente, el Ministerio de Salud indicó que el técnico de saneamiento ambiental municipal o el profesional encargado de esta área en cada municipio debe desplazarse al lugar del accidente para determinar factores de riesgo y posibles nichos ecológicos, así como el manejo y la disposición final de residuos, saneamiento básico, control de roedores y otros animales que hacen parte de la cadena alimenticia alrededor de las zonas habitadas.

El suero antiofídico

  • Polivalente: se utiliza para tratamiento de accidentes provocados por los géneros Bothrópico (Mapaná), Crotálico (Cascabel) y en algunos casos -por reacción cruzada por el Lachésico (verrugosa).
  • Monovalente: Usados exclusivamente para la mordedura de un solo tipo de serpientes y pueden ser: 
  • Antibotrópico: Contra la mordedura de Mapaná, Taya X, Cuatro Narices.
  • Anticrotálico: Contra mordedura de Cascabel.
  • Antilachésico: Contra mordeduras de Verrugosa, Surucucú.
  • Anticoral: Contra mordedura de Coral.

 

 

Comentarios