miércoles, 14 de noviembre de 2018
Judicial/ Creado el: 2018-04-05 10:30

Huila sin víctimas de minas antipersona en 2017

En lo corrido del 2018 la Novena Brigada han logrado recuperar un total de 15 minas antipersona en el territorio huilense, en los últimos 27 años se han registrado 35 víctimas mortales. En Colombia, hay un total de 11.542 víctimas por artefactos explosivos.

Escrito por: Monica Serrano | abril 05 de 2018

La minas antipersona han marcado la vida de muchos colombianos. Las autoridades han batallado para que los huilenses puedan caminar en un territorio libre de estos artefactos y cerrar un capítulo más del conflicto armado.

Estas armas letales han sido utilizadas para atentar contra la integridad física y psicológica del oponente y que aún hoy persiste la amenaza por parte de los Grupos Armados Organizados Residuales; una práctica ilegal de guerra que debido al escenario del conflicto armado, no solo ha afectado a soldados y policías, sino también a la población campesina que lleva marcado el miedo de poder transitar senderos desconocidos, por el  terror de toparse con la muerte en un solo estallido.

Datos

De acuerdo a las cifras de Descontamina Colombia, en el Huila en los últimos 27 años se han registrado 35 víctimas mortales, de los cuales 16 han sido civiles y 19 Fuerza Pública. En relación a las víctimas que resisten el impacto y quedan con secuelas se han registrado 213 heridos, 179 de la Fuerza Pública y 34 civiles, para un total de 248 afectados.

El panorama ha sido positivo, ya que los datos estadísticos han ido descendiendo, pues en el 2016 se presentaron dos víctimas y en el 2017 fueron cero  víctimas. En relación a lo que lleva el 2018 no se han evidenciado hechos.

El precio de la guerra

Las estructuras armadas ilegales emplean este tipo de estrategias ilegales para impedir que la fuerza pública intervenga en sus planes. La fabricación de estos artefactos se aproxima a la suma de 20.000 y 30.000 pesos. Después de enterrada su duración suele ser hasta los 20  años.

El remover una de estas trampas mortales requiere tiempo, empleo de equipos y del riesgo del recurso humano. Los soldados que trabajan en la neutralización de una mina, se enfrentan a la amenaza que representa la manipulación de estas armas de manufactura no industrializada.

Una víctima por mina antipersonal, si es un herido, su proceso de atención y recuperación cuesta alrededor de 750 millones de pesos, lo que incluye  hospitalización, prótesis, terapia y acompañamiento sicológico para la víctima y su núcleo familiar. Sin embargo, más allá del valor monetario, está el dolor que representa para las familias y el país el ver mutilados los sueños, a lo que se suma el trauma por daños como la pérdida de visión, desfiguración del rosto, amputación múltiple, entre otros.

A ello se suman los costos de despeje y/o barrido que implica intervenir un área para descartar o neutralizar la presencia de minas antipersonal en zonas que en el pasado fueron preparadas por los grupos al margen de la Ley para afectar las tropas.

Por cada metro cuadrado el costo de operación está entre un millón y dos millones de pesos, lo que comprende adecuaciones de áreas administrativas, sostenimiento de operaciones, sostenimiento de intervención y destrucción de la mina.

Resultados

Según el Ejército ha intentado desarticular todos los artefactos dentro del territorio huilense, en donde han intervenido en 12 municipios, como: Colombia, Baraya, Neiva, Tello, Santa María, La Plata, La Argentina, Isnos, San Agustín, Gigante, Garzón y Suaza.

La Fuerza Pública ha interrumpido las acciones terroristas en gran parte del Departamento. En el 2017 permitió entregar 10.250 hectáreas libres de sospechas de mina en el municipio de Baraya, mientras para el 2018 en el primer trimestre se ha logrado la liberación de 43.817 hectáreas en los municipios de Colombia, Baraya y Neiva.

Por otro lado, la Novena Brigada invita a la personas a sensibilizasen rechazo a esta práctica ilegal y su apoyo moral a las víctimas, ya que la información suministrada de la comunidad es vital, debido a que les permite al Batallón de Desminado Humanitario continuar con las labores para declarar libre de sospechas de minas el territorio.

 

Comentarios