Por: Leonardo Sanmiguel Benavides

 

El departamento del Huila constituido oficialmente desde el 29 de Abril de 1905 mediante la Ley 46 del mismo año, más de 100 años de historia oficial, es tierra de la cultura Agustiniana que se situó entre los años 1000 y 1600 DC y por la cual el Parque Arqueológico de San Agustín fue declarado por la UNESCO como Patrimonio Cultural de la Humanidad en el año de 1995. Es tierra de la Cacica Gaitana, la valiente indígena que luchó para defender a su tierra de la arremetida de aquellos españoles que querían usurpar su pueblo.

En el Huila existen lugares incomparables. Al sur se encuentra la Cueva de los Guácharos, un Parque Nacional Natural habitado por más de sesenta especies de mamíferos, muchas especies vegetales en peligro de extinción que son protegidas, grandes formaciones subterráneas  y riqueza hídrica. Una maravilla de la naturaleza en suelo huilense. Si vas hacia el norte del departamento encuentras el desierto de la Tatacoa,  lugar que ocupa un poco más de 300 kilómetros cuadrados muy cerca del municipio de Villavieja y el escenario ideal para ver las estrellas y disfrutar del peculiar paisaje desértico. Muy cerca de allí se encuentra el municipio de Tello lugar con mucho por hacer, pero con mucho potencial de desarrollo por su cercanía a la capital huilense y sus paisajes como pocos, cerca a la capital también tenemos al municipio de Iquira un paraíso lleno de paisajes incomparables y de gente pujante y buena.

La estrella fluvial colombiana también hace parte del territorio del Huila. El macizo Colombiano le da vida al río Magdalena que sacia la sed de millones de colombianos, a los  ríos Cauca, Patía, Putumayo y Caquetá. Y allí la lista no termina. Al noroccidente se ubica el volcán Nevado del Huila a 5365 metros sobre el nivel del mar, que asombra con solo verlo a kilómetros de distancia.

Sin duda alguna, el departamento del Huila ha sido privilegiado sobre los demás gracias a sus fuertes contrastes. En menos de dos horas puedes pasar del desierto caluroso a las montañas frescas y sublimes llenas de cafetales. De allí puedes trasladarte a la fuente de vida más grande de Colombia o dejarte impresionar de la cultura milenaria que hace parte de nuestra historia. Hay mucho por conocer, es hora de querer y recorrer el Huila de punta a punta y aprovechar este hermoso departamento que nos vio nacer, el que queda al sur del Cerro del Pacandé.  Y como dice nuestro hermoso himno: “Es el Huila mi sentir, doy mi vida por volver, a mi tierra querida cantarle con placer”.