sábado, 22 de septiembre de 2018
Opinión/ Creado el: 2018-09-08 09:10

Impacto social de la corrupción

Escrito por: Editorial | septiembre 08 de 2018

La sociedad colombiana está cansada y hastiada de los frecuentes casos de corrupción en todas las esferas del Estado, que están afectando ostensiblemente el bienestar general de las familias colombianas. Este flagelo social es considerado como una gran enfermedad política en las últimas décadas en Colombia. Hoy en día nos hemos acostumbrado a vivir con ella. Se ha conservado una cultura de la corrupción en todos los niveles sociales, dejando a un lado todas las necesidades de un país, no sin antes mencionar los daños que causa este síndrome a lo largo del tiempo, haciendo que cada día, se ahonde en el mismo remolino por lo que se está conllevando a la pérdida de todos los valores, principios y dignidad de nuestro pueblo. Durante la última década, los colombianos han visto cómo este fenómeno se tomó todos los ámbitos del Estado. Los casos son tan aberrantes, que se requiere una política integral y un cambio en la sociedad.

El país entero está atónito y desconcertado con los últimos acontecimientos que conmueven la opinión pública e incrementan la desconfianza en las instituciones. Sin haber cifras concretas, el anterior Contralor General de la República, Edgardo Maya, expresó que la corrupción le costaba al país 50 billones de pesos al año, mientras que un informe de la Procuraduría estima que puede ser de cuatro puntos del PIB al año, es decir, unos 22 billones de pesos. Esta entidad cree que un contratista está dispuesto a dar entre 10 y 25 por ciento de valor de un contrato para quedarse con la obra. Es aberrante esta radiografía que nos presentan estos organismos de control. Cada día se están conociendo a través de los medios de comunicación, los mayores escándalos de corrupción de funcionarios del Estado, que se han venido presentando anteriormente, que han salpicado a todas las esferas de la administración pública.

Y lo más irónico es que el equipo económico del gobierno nacional, cuando empiezan a vislumbrar el desequilibrio de las finanzas públicas buscan salidas salomónicas y fáciles, a través de la modificación de la estructura tributaria del país. Y son tan irracionales e injustas las medidas que se toman, que empiezan subir los impuestos, sin interesarles la salud macroeconómica del país. Además, el impacto es significativo que tienen estas medidas lesivas, porque afectan el ingreso de los colombianos. Estas medidas gubernamentales contribuyen a generar efectos funestos sobre el nivel de vida de todos los colombianos y en mayor proporción a los sectores poblacionales vulnerables de Colombia.

Comentarios