miércoles, 25 de abril de 2018
Economía/ Creado el: 2018-04-13 12:05 - Última actualización: 2018-04-13 12:05

Importación de café no afectará la venta de producción colombiana

Para sectores cafeteros del Huila la preocupación es que con la autorización de importación de dicho producto para la fábrica de liofilizado, suceda lo mismo que con el gremio arrocero. Controversia.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | abril 13 de 2018

Por: Lucía Sánchez

Redacción Diario del Huila, Economía

Para evitar riesgos de desabastecimiento y mantener la competitividad de Buencafé en la industria, el Comité Nacional de Cafeteros autorizó la importación del grano de otros países para la fábrica de café liofilizado con recursos de los excedentes de la operación de la misma o con créditos, pero no de la contribución cafetera.

“La importación será de cafés robustas con el fin de suplir las necesidades de la fábrica de café liofilizado, representará máximo el 2% de sus compras totales de materia prima y no reemplazará en absoluto las compras a caficultores colombianos, el negocio con otros orígenes lo vemos complementario, explicó Constanza Mejía, directora de Buencafé Liofilizado al Diario del Huila, en su visita al Comité de cafeteros del departamento el día de ayer.

Agregó, “La fábrica de café liofilizado Buencafé, en la actualidad demanda un volumen de 500 mil/año. Entre todas las empresas del país requerimos  2 millones/año, en Colombia hay déficit para el abastecimiento de la industria torrefactora, lo que se ve incrementado por la mayor demanda del café colombiano liofilizado, y de la otra industria torrefactora”.

De acuerdo a Mejía, otro factor que influye en que haya menos disponibilidad materia prima para la industria torrefactora del país, es a raíz de que  a finales de 2015 por solicitud de los cafeteros se autorizó la apertura de todas las exportaciones y las calidades de café, incluyendo las pasillas.

Además, la funcionaria explicó que el mercado está demandando cada vez más productos con diferentes perfiles de taza (robusta y arábiga de origen colombiano), los cuales se logran con mezclas entre materias primas de diferentes orígenes.

 “No es la primera vez que la industria torrefactora nacional en el país está importando café, lo hace desde hace 40 años. En 2017 ingresaron al país 350.000 sacos y en el primer trimestre de 2018 llevamos 97.000 sacos importados. Nosotros exportamos el 92% de lo que producimos, somos una empresa que nos tenemos que volcar y orientar  al mercado internacional y debemos sintonizar nuestro portafolio de productos con lo que demanda el consumidor internacional”.

Añadió, “hoy estamos produciendo el 90% de nuestra capacidad instalada, con el cambio climático es muy factible que la caficultura del mundo se vea afectada. Lo que querremos es tener un ‘colchón’ para garantizar la proveeduría permanente de esa materia prima. No tenemos presupuestado disminuir las compras en Colombia, los caficultores no se van a ver perjudicados, vamos seguir comprando los 500 mil sacos”.

En la misma línea opinó el Gerente de la Federación Nacional de Cafeteros, “la importación es para hacer maquila y poderlo exportar, porque buena parte de la industria de solubles del mundo lo que usa son robustas, porque es mucho más eficiente a la hora de convertir el café robusta en café soluble”, explicó Roberto Vélez Vallejo.

‘La importación en temas del agro no es buena’

Así lo manifestó Arnubio Vargas presidente del Comité de Cafeteros del Huila. “Hay una preocupación en el sector cafetero del departamento frente a este aval  que el Comité Nacional de Cafeteros le otorgó a Buencafé para la importación de café de otros países para la fábrica de café liofilizado”, indicó.

Agregó, “y es que este renglón es el que más le genera divisas al departamento, hoy la gran preocupación del país es el precio del café, ya que el valor del grano no alcanza a cubrir los costos de producción, el precio actualmente oscila entre 730 mil y 720 mil pesos la carga. ‘La importación en temas del agro no es buena’, los arroceros empezaron a importar el cereal y hoy el sector está en quiebra, a mí me preocupa eso” manifestó.

Por su parte, Álvaro Espitia representante de la Junta Directiva del Comité de cafeteros señaló, el país no produce la cantidad de coproductos de café o materias primas que el comercio nacional e internacional demanda, por lo tanto, es una buena oportunidad de negocio para la Fábrica de Café BuenCafé Liofilizado, “excedentes que se convierten en regalías para el Fondo Nacional del Café y que se distribuyen a las Familias Caficultoras de todo el país, entendiendo que no está en riesgo la producción y calidad del grano colombiano o la del Huila. Por otro lado, este negocio nada tiene que ver con el precio que se tiene hoy del café”, expresó el Representante.

A su turno, el director ejecutivo del Comité de Cafeteros del Huila, Jorge Enrique Montenegro Polanía, dio un parte de tranquilidad a los cafeteros del país “los cafeteros del Huila y Colombia deben estar tranquilos, lo que se suscita aquí es una oportunidad de negocio. El Comité de Cafeteros del Huila ha tenido claridad hoy de la iniciativa en beneficio de los cafeteros del país con el propósito de poder ofrecer un buen producto”.

‘Estamos enfrentado tiempos difíciles’

“El precio del café no compensa los costos de producción. El Comité Departamental de Caferos, los Comités Municipales y la Federación Nacional de Cafeteros están haciendo las acciones pertinentes para poder ver cómo el mercado internacional reacciona”. 

De acuerdo al dirigente gremial, a inicios de éste mes empezaron los ‘pepitos’ en el norte y occidente del Huila, consolidando una producción que se va a venir dispersa, es decir no se van dar picos de cosecha. “La producción en estas regiones va a estar afectada en un buen porcentaje. La temporada invernal no ha permitido que la planta de floración. La aspiración es mantener la producción y productividad de la vigencia 2017, es decir esta sobre los 2.580.000 sacos” finalizó Montenegro Polanía.

Para destacar 

La medida también busca mantener la competitividad de Buencafé, propiedad de los caficultores colombianos, frente a otros competidores del mercado mundial, que tienen múltiples fuentes de suministro del grano.

La venta de estos productos genera mayor valor agregado al Fondo Nacional del Café, lo que se traducirá en mayores inversiones en programas de beneficio para los caficultores colombianos.

En 2017, Buencafé vendió 11.700 toneladas de café soluble, que representan el 6,6% del mercado mundial de liofilizado e ingresos por 132 millones de dólares, recursos que han contribuido a la estabilidad del FoNC para seguir financiando los bienes y servicios públicos que benefician al conjunto de los caficultores colombianos.

Buencafé, importaría de la comunidad andina (Ecuador, Perú, Brasil) por motivo de que no hay arancel.

Los productos con marcas del FoNC como Buendía y Juan Valdez sólo incluirán café 100% colombiano.