La Fiscalía General de la Nación imputó cargos a José Luis Mayorca Castilla y Luis Enrique Flórez Fontalvo, representantes de dos Instituciones Prestadoras de Servicios (IPS), quienes habrían entregado dádivas para ser beneficiados con contratos.

Estas dos personas, al parecer, se concertaron con el entonces presidente de Cafesalud, Guillermo Enrique Grosso Sandoval, para que les fuera asignada la prestación de servicios de atención ambulatoria, urgencias, hospitalización, consulta prioritaria y cuidados paliativos para el tratamiento de pacientes con cáncer en Bogotá y municipios de Santander, Boyacá y Cundinamarca.

Entre diciembre de 2015 y febrero de 2016, supuestamente, se favoreció a la IPS que representaba el señor Flórez Fontalvo con la modificación de dos otrosíes, se pactó un valor de $26.885 millones de pesos y se amplió el tiempo de ejecución.

Mientras que el 29 de febrero de 2016, presuntamente, le fueron entregados tres contratos a la IPS del señor Mayorca Castilla, que sumaron algo más de 196.000 millones de pesos.

Los índicios dan cuenta de que, como contraprestación, los investigados habrían entregado a Grosso Sandoval el 10% del valor neto de los contratos, es decir, 2.496 millones de pesos. Estos recursos provenían del Sistema Nacional de Salud.

En ese sentido, una fiscal de la Dirección Especializada contra la Corrupción imputó a José Luis Mayorca Castilla y Luis Enrique Flórez Fontalvo el delito de cohecho por dar u ofrecer. El cargo no fue aceptado por los investigados.

Por estos mismos hechos ya fue imputado el expresidente de Cafesalud EPS.