La Policía Nacional en el desarrollo de planes de vigilancia y control por la zona rural del municipio de Saladoblanco, logró en la vereda Piedra Tajada, la incautación de 250 kilos de carne de res, la cual era sacrificada en un matadero clandestino sin el cumplimiento de las normas sanitaria establecidas por los entes de control. Estos productos cárnicos fueron dejados a disposición de la secretaria de salud municipal, quien adelantará el procedimiento de disposición final de los mismos.

Es de anotar que estos planes de control y disuasión se adelantan en toda la jurisdicción del departamento de Policía Huila, como estrategia para evitar el delito de abigeato y otras acciones delictivas que se puedan presentar tanto en la zona rural, como en la zona periférica del área urbana. Indicó el comandante operativo de convivencia y seguridad ciudadana Teniente Coronel Jovanni Cepeda Sanabria.