Diario del Huila

Incertidumbre y preocupación mundial

Mar 24, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 Incertidumbre y preocupación mundial

Víctor G. Ricardo  

El ataque de Rusia a Ucrania no sólo se trata de una guerra entre dos países, sino de un evento capaz de generar un clima de confusión e incertidumbre mundial, por las repercusiones que éste puede tener y que de hecho está generando, en lo económico, político y social.

Todos los días somos testigos de las terribles imágenes que aparecen en los medios de comunicación de los bombarderos rusos al territorio de Ucrania, en el que los blancos no han sido propiamente soldados sino también hospitales, centros de atención infantil, de maternidad y ciudadanos que buscan desesperadamente abandonar su país por la guerra que están viviendo.

Estas imágenes que dan fe de una guerra con clara violación del derecho internacional humanitario, son acompañadas con noticias económicas que ponen nerviosos a los mercados (volatilidad de las monedas, cambios abruptos en las tasas de interés, afectaciones a la cadena de suministro) o conjeturas geopolíticas que se extienden más allá de la zona directamente involucrada (pretensiones de China en otros territorios que siempre ha demandado, implicaciones para Colombia por la presencia de actores en territorios vecinos).

En un entorno globalizado e interdependiente, la crisis no le será ajena a ningún país y a pesar de la distancia tampoco le será ajena a los colombianos, pues como bien lo dijo William Ospina en su opúsculo “Es tarde para el Hombre”, si bien en el pasado América Latina se acostumbró a ver los conflictos del mundo como espectador, hoy en día, estos transitan por nuestras calles.

Lo anterior es exactamente lo que está pasando. La guerra declarada por Rusia a Ucrania puede derivar por un lado en tensiones peligrosas en la región, pues la disputa geoestratégica entre las grandes potencias, sumado al nerviosismo de líderes, allá y acá, acorralados por sanciones y obligados por compromisos bajo la mesa nos puede explotar en la frontera y en nuestra relación con los vecinos.

Por otra parte, este conflicto bélico está causando además del desabastecimiento de muchos productos que venían de Rusia o Ucrania, una verdadera escalada de aumentos, fundamentalmente de gas y gasolina, lo que con mucha prontitud se verá reflejado en los precios de alimentos y productos de construcción que harán que la comunidad lo sienta en sus finanzas y dicha inconformidad se manifieste  con protestas, con lo que la guerra nos podrá explotar igualmente en el bolsillo y en nuestra estabilidad social.

Y en el campo empresarial ya se empiezan a observar lar abruptas variaciones en el mercado cambiario y las bolsas de valores que por estos días parecen más electrocardiogramas que curvas predecibles de comportamiento, con lo que la guerra también podría explotar en la competitividad de nuestras empresas y el desarrollo económico.

En síntesis, no son nada fáciles los días que vendrán para el mundo y los desajustes imprevistos no dejarán de sorprendernos.  Enfrentamos momentos difíciles y la prudencia y estrechar alianzas con gobiernos afines a nuestras convicciones, serán nuestra mejor estrategia.

Ojalá que la sensatez le llegue rápidamente al señor Putin y que otros países que tienen conflictos parecidos no se vean tentados a actuar con la desproporción que lo ha venido haciendo Rusia, por el bien del mundo y sus habitantes.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto