Las comunidades indígenas de Huila informaron a las autoridades locales que no aceptarán que se les aplique la vacuna contra la Covid-19, solo la recibirán para las personas con comorbilidades que les implique un riesgo.

La decisión fue confirmada por Jesús Reinel Torres, representante político del Consejo Regional Indígena del Huila -Crihu-, que integra a los pueblos Nasa, Pijao, Inga, Yanakuna, Andaquí, Embera Chamí y Misak.

El dirigente explicó que el Plan Nacional de Vacunación no tuvo en cuenta las particularidades culturales y sociales de estos pueblos, y “no fue consultado y concertado con las comunidades indígenas para garantizar el derecho a la consulta previa”.

“Si bien es cierto que hay una política nacional, nosotros tenemos unas particularidades socioculturales, políticas, organizativas, territoriales y cosmogónicas que se deben tener en cuenta”, agregó Torres.

El representante indígena informó que las comunidades han tomado medidas de prevención, incluida la realización de permanentes controles de ingreso a sus centros poblados, y el cumplimiento de los protocolos básicos como distancia social y uso de tapabocas.

Además, comentó Torres, se ha logrado el control de síntomas entre algunas personas contagiadas a través del uso de productos naturales elaborados “por las mismas comunidades a partir del conocimiento de sus médicos tradicionales y del manejo de plantas y minerales”.