Se trata de Diego Fernando Lozano, quien fue secuestrado cuando se encontraba en Tibú, Norte de Santander, realizando labores propias a su profesión.

Diego Fernando de 41 años de edad, ingeniero contratista de Ecopetrol, fue plagiado el pasado 13 de enero en el pozo petrolero 188 de Tibú, según la información conocida, sujetos armados al parecer disidentes, llegaron hasta su lugar de trabajo y se lo llevaron.

«El trabajador fue retirado de su sitio de trabajo por hombres armados, mientras se encontraba desarrollando labores propias al proceso de abandono del pozo T 888K. Luego de interrumpir su labor, fue amenazado y obligado a abordar un vehículo, que posteriormente tomó rumbo desconocido», dijo Ecopetrol.

Familiares del profesional piden que le sea respetada la vida y esperan su pronto regreso a la ciudad de Neiva, donde reside hace más de 20 años.