Brillante debut en los Juegos Olímpicos tuvo la boxeadora colombiana Jenny Marcela Arias al derrotar, por decisión dividida, a la búlgara Nikolaeva Petrova en combate de la primera ronda de la división del peso pluma.

En el primer asalto, la colombiana se adueñó del centro del cuadrilátero y fue en búsqueda de su rival con el objetivo de reducir la distancia y también el alcance de la búlgara que contaba con mayor estatura.

Arias lanzó y conectó importantes golpes en la humanidad de la europea y cuando encontró el espacio pudo impactar el rostro para quedarse de esta manera con round.

Para el segundo asalto, Petrova intentó nivelar las acciones, aunque la colombiana continúo dominando el centro del cuadrilátero, pero no logró sumar puntos para quedarse con las tarjetas de los jueces.

En el tercer y último round, ambas boxeadoras saltaron al ring con la intención de conseguir la victoria, pero con el miedo de recibir un golpe que las hiciera despedirse de Tokio.

Arias trató de reducir la distancia para golpear a la búlgara, sumar unidades y de esta manera conseguir la clasificación a la segunda ronda.