martes, 22 de enero de 2019
Internacional/ Creado el: 2019-01-03 08:59

Jueza prohíbe a una familia tratar a su hijo en coma con homeopatía

El joven de 23 años sufrió un paro cardíaco después de someterse a una operación por apendicitis.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | enero 03 de 2019

La petición de una familia para suministrarle a su hijo en coma un tratamiento homeopático, en Madrid, fue rechazado por una jueza de la capital española, argumentando que el hecho "en ningún modo mejorará la situación del paciente".

Francisco C.R., de 23 años, ingresó hace unos días al Hospital Fundación Jiménez Díaz de Madrid, para someterse a una intervención por apendicitis.

Pero después de la operación sufrió un paro cardíaco y los médicos decidieron dejar al joven en coma inducido. Según indicó El País, la familia quiso que a su hijo se le inyectara "vitamina C por vía intravenosa y tres preparados (homeopáticos), Apis-homaccord, Lymphomyosot y Cerebrum comprimidos NM, por la misma vía".

Sin embargo, los médicos del hospital se negaron a que se administrara esa terapia y llamaron a la policía, quienes impidieron el ingreso de los cercanos a Francisco a la unidad de cuidados intensivos (UCI), donde él se encuentra.

Fue entonces cuando el padre del paciente se dirigió a los juzgados madrileños para que se le permitiera llevar a cabo su propósito, obteniendo como respuesta la negativa de la jueza María del Sagrario Herrero.

La magistrada consideró que el tratamiento alternativo propuesto por la familia de Francisco "tiene en todo caso un carácter paliativo que en ningún modo mejorará la situación del paciente o revertirá el coma en el que se encuentra".

Asimismo, indicó que la solicitud hecha supondría imponer "al responsable de la planta la instalación de un tratamiento distinto y, en principio, no curativo que en nada demostraría que la situación del paciente pueda mejorar".

En noviembre pasado, el gobierno español anunció que pretende eliminar a las denominadas "pseudoterapias", como la homeopatía o la acupuntura, de las universidades y hospitales del país.

Desde los ministerios de Ciencia y Sanidad indicaron que si bien existe un gran número de personas que creen en estas terapias, pretenden expulsarlas de establecimientos educacionales y de salud, con "un plan de acción para evitar potenciales efectos deletéreos (mortíferos)", cuando son "utilizadas de forma alternativa o complementaria a los tratamientos basados en el conocimiento, la evidencia y el rigor".

Comentarios