sábado, 17 de noviembre de 2018
Contexto/ Creado el: 2018-05-01 09:03

Karen, una madre soltera que sostiene su hogar

Con motivo de la celebración internacional del Día del Trabajo, damos a conocer la historia de una mujer que labora en una empresa de apuestas permanentes, que se dedica de domingo a domingo a sus funciones laborales, organiza su tiempo para lograr criar a su hijo de tres años.

Escrito por: Monica Serrano | mayo 01 de 2018

“A las 4:00 a.m., me levanto para que me rinda el tiempo, porque tengo que preparar el almuerzo  para llevar al trabajo, también le preparo el desayuno a mi hijo, y luego debo alistarlo para llevarlo al jardín, donde me lo cuidan hasta las 5:00 p.m.”, indicó Karen Serrano madre cabeza de hogar.

La mujer opita con esfuerzo y valentía ha enfrentado sola la realidad de criar y de ser madre soltera, pues el padre no se ha reportado y la abandonó. Pero la situación que vive Karen, lamentablemente no la convierte en la única, ya que las el porcentaje de madres cabeza de hogar en Colombia ha aumentado, no solo en las ciudades, sino también en la zona rural, en donde pasó del 18% al 22%, entre el 2010 y 2016, de acuerdo con la Encuesta Longitudinal colombiana de la Universidad de Los Andes.

Por otro lado, en el 2017 el  DANE, dio a conocer que  hay 22 millones de mujeres en el país, de las cuales el 56 % son madres cabezas de familia y menos de la mitad, el 41,9 %, tiene alguna ocupación laboral fuera del hogar.

También, las cifras indicaron que el 33,2 % de los trabajadores en el sector de servicios sociales, comunales o personales son mujeres. El 31,4 % en el de comercio, hoteles y turismo; y el 14,8 % en la industria manufacturera.

“Siempre trato de dedicarle tiempo a mi hijo”

Karen Serrano, lleva incorporada a la empresa hace cuatro años, cuando quedó embarazada ya estaba laborando en la entidad, sin embargo nunca pensó que un hijo  fuera un impedimento para trabajar y criarlo a la vez.

“Desde que nació mi hijo, tuve el apoyo del papá el primer año de vida de su niño, pero luego no se volvió a conocer ninguna ayuda económica por parte de él padre, pero eso no me ha impedido criarlo y lograr ver de él, aunque es algo de esfuerzo y valentía, ya que me toca partirme mi tiempo y madrugar todos los días, ya tiempo para mí muy poco”, manifestó.

El día de Karen inicia a las 4:00 a.m., para lograr que su tiempo le alcance, ya que debe estar en la en su puesto de trabajo a las 8:00 a.m., “me toca madrugar para poder dejar a mi bebé listo y llevarlo al bienestar, luego llegar a la casa y prepararme mi almuerzo y luego salir rápidamente al trabajo. Ya cuando son las 5:00 a.m. salgó para el jardín a recoger a mi hijo, lo llevó a la casa, le preparo ‘merienda’ y  a las 7:00 p.m. cenamos”, agregó.

“La empresa me ha colaborado mucho”

Karen, con 29 años, dijo que la entidad ha sido compasiva con ella, ya que conocen su condición de madre soltera, “la empresa me ha colaborado mucho con el horario, porque yo no trabajo de noche sino cumplo un horario de largo para dedicarle el tiempo al niño, en las horas nocturnas.”

Adicionalmente agregó que no le alcanza el tiempo para conocer amigos ni para hacer vida social, “tiempo no queda, ya que de los cuatro domingos del mes, trabajo dos, y lo que me quedan libres se los dedico a mi hijo, ser madre soltera es difícil pero no es una excusa para impedirme trabajar”, concluyó.

Contexto

En el 2017 la Organización Internacional del Trabajo, el Banco Mundial y la Cepal, en un informe indicaron que la jornada de trabajo de las mujeres en labores remuneradas, es más elevado que los hombres, porque la distribución de las tareas domésticas sigue siendo desigual debido a que el tiempo remunerado de ellas se ve recargados  por atender el cuidado de los hijos pequeños.

Comentarios