El alemán y jugador del Real Madrid Toni Kroos calificó de “inaceptables” las condiciones laborales vigentes en Catar, el país que será sede  del Mundial de 2022. Denuncia que el país no garantiza la seguridad de sus trabajadores.

“Los trabajadores inmigrantes están sometidos a jornadas sin descanso bajo tórridos 50 grados, sufren una alimentación insuficiente, sin agua potable y a temperaturas de locura”, afirma el jugador en un podcast conjunto con su hermano Felix.

Para Kroos la decisión de celebrar el mundial ahí “no fue buena”. El jugador madridista recuerda, además, que en Catar se persigue penalmente la homosexualidad y que se practica “cierta violencia” sobre los trabajadores.

“Todo eso son puntos absolutamente inaceptables”, dice el futbolista. Sin embargo, no llega a proponer un boicot. “¿Serviría eso para mejorar las condiciones laborales? Creo que no”- “El fútbol despierta siempre una atención extrema. Sea antes del torneo o durante éste”, dice.