Por: Adonis Tupac Ramírez 

 

Las principales causas de mortalidad en Colombia en el año 2016 fueron: enfermedades cardiovasculares, cerebrovasculares y pulmonares. Estas enfermedades prevenibles representan más del 30 % de los casos de fallecimiento en el país, (informe del DANE sobre Estadísticas Vitales en Colombia-2016). La principal causa de defunción son las enfermedades isquémicas del corazón (infartos); de las 202.199 muertes el año pasado, el 16,3 % fueron por esta causa. La muerte por infarto agudo de miocardio está directamente relacionada con el exceso de peso, una vida muy sedentaria, mala alimentación, poco ejercicio, estrés, entre otros factores.

La segunda causa de muerte son las enfermedades cerebrovasculares, cuyos factores de riesgo son la hipertensión arterial y la diabetes principalmente y tienen el mismo origen de la enfermedad isquémica coronaria. Y la tercera causa de fallecimiento son las enfermedades pulmonares debido al consumo de cigarrillo, pero también a la contaminación ambiental; igualmente entre las 10 causas principales de mortalidad están la diabetes, hipertensión arterial, cáncer de estómago, cáncer pulmonar y las muertes violentas

Gran parte del presupuesto estatal para la salud se gasta en el tratamiento de las complicaciones asociadas a estas enfermedades y realmente muy poco se logra con la prevención.

¿Pero porque sucede esto? Diversos factores se combinan para que la prevención no logre sus objetivos entre los que destaco:

  1. Falta de educación en salud
  2. Programas que involucren a toda la sociedad.
  3. Mala información acerca de la alimentación con poca oferta de productos saludables
  4. Costo de los programas de actividad física
  5. Compromiso de las escuelas de medicina

Desde la sociedad podemos generar cambios que puedan influir en las decisiones políticas para la promoción y prevención de la salud.

El uso de la bicicleta como medio de transporte nos da las siguientes ventajas:

  1. Economía
  2. Protección del medio ambiente
  3. Actividad física
  4. Prevención de la enfermedad

Diversos estudios confirman el hecho de la mejoría en los niveles de presión arterial, cifras de glicemia, colesterol y pérdida de peso en las personas que usan la bicicleta de forma regular; además mejoría en la salud mental y compromiso ciudadano

Son muchas las propuestas que debemos generar como sociedad y empoderar el uso de la bicicleta; desde las administraciones municipales se pueden generar exenciones tributarias a las empresas que incentiven el uso de la bicicleta.