sábado, 21 de septiembre de 2019
Primer Plano/ Creado el: 2018-11-10 11:10 - Última actualización: 2018-11-10 11:10

La Cárcel de Neiva volverá a tener agua potable solo hasta el año entrante

La Unidad de Servicio Penitenciarios y Carcelarios apenas está en los estudios para la construcción de un nuevo pozo para abastecer el líquido. Están a la espera de una visita de la CAM para la aprobación del proyecto de perforación. Para la Personería Municipal se mantiene la amenaza al derecho colectivo de los privados de la libertad por mantenerlos sin agua.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | noviembre 10 de 2018

Por: Leo Medina Jiménez
Especial para el DIARIO DEL HUILA

El pasado domingo el DIARIO DEL HUILA presentó una rigurosa radiografía de la situación que está viviendo la población privada de la libertad en el establecimiento Penitenciario y Carcelario de Neiva, que lleva más de un año sin agua potable.

Esta semana estuvimos en la tarea de buscar una respuesta oficial por parte del ente responsable de resolver esta situación, la Unidad de Servicios Penitenciarios y Carcelarios (Uspec), situación que ha sido calificada por la Personería Municipal como una “amenaza o peligro al derecho o interés colectivo”.

Según la USPEC la operación del sistema siempre ha estado a cargo del Fondo Nacional de Desarrollo (Fonade), a través de un contrato interadministrativo, que contiene además otras responsabilidades como el ejercicio del tratamiento de las aguas residuales en la cárcel de la Plata.

Si hay emergencia

La Unidad de Servicios Penitenciarios confirmó que sí existe la emergencia y explicó que la cárcel cuenta con dos pozos de agua subterránea, que sin embargo el primero de ellos colapsó, la motobomba se averió,  y este era el que precisamente proveía el 80 por ciento del líquido para establecimiento carcelario.

 “El pozo Dos, es el encargado de abastecer con agua potable al 20 por ciento del establecimiento, sin embargo, ante la contingencia actualmente este se encuentra operando sin lograr que se supla la demanda requerida para atender a toda la población privada de la libertad”, explicaron.

Se precisó en la respuesta que se intentó hacer una conexión desde este segundo aljibe, el de menor capacidad, para el llenado de un tanque de 10.000 litros que fue instalado en el sector en donde se encuentran las mujeres.

Sin embargo, en un informe técnico que realizó Fonade ellos aclaran que para el llenado del tanque se necesitan 12 horas continuas de suministro de agua y que este se desocupa en tres horas. Es decir, que esta motobomba no tiene la suficiente capacidad para cumplir este cometido.  “Por lo que abastecer a la toda la población privada de la libertad de este establecimiento de manera constante a través de esta forma no es posible”, dijo un experto de Fonade en un informe.

Por su parte la Uspec aseguró que han estado al tanto de la situación desde cuando se lanzó la alerta, hace más de un año. 

“Desde el mismo momento en que se reportó el daño, en octubre del año pasado, se clausuró el pozo porque de este no se pudo sustraer la motobomba y también los filtros estaban desgastados, todo esto era lo que determinaba la vida útil del pozo”, dijo la entidad a este medio.

Confirmó, además, que ya se contrató la elaboración de los estudios geoeléctricos e hidrogeológicos para la prospección de agua subterránea que permitan diseñar y establecer las especificaciones técnicas de la construcción de un nuevo pozo de agua. “A través del contrato 131 de 2018, que posteriormente se enviaron documentos a la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM), porque es la  entidad encargada de aprobar el inicio de actividades de exploración, prospección, diseño y construcción”.

La CAM estará realizando una visita en los próximos días, de la que dependerá que por fin arranquen los estudios y la escogencia del contratista que realizará la perforación y puesta en funcionamiento. 

Gestiones

La Uspec aseguró que ha realizado múltiples gestiones para tratar de solucionar este problema, una de ellas fue el haber adelantado averiguaciones y gestiones con municipios cercanos procurando conseguir una conexión a las tuberías de acueducto, pero por la distancia de estos el plan se descartó.

“El acueducto más cercano es el del Municipio de Rivera (Huila), a una distancia aproximada de 6 kilómetros, el cual no se encuentra en facultad de proveer sus servicios al establecimiento, dado que su planta actual está funcionando a la capacidad máxima”, explicó .

Agregan que Campoalegre, otro de los municipios más cercanos al establecimiento, se encuentra a una distancia de 22 kilómetros. “Una conexión de esta longitud no es económicamente viable”, precisaron.

No obstante, el informe de la Personería Municipal de Neiva, radicado ante el Tribunal Contencioso Administrativo el pasado 16 de octubre,  dice otra cosa, que sí era posible la conexión con la prolongación de la tubería del acueducto que baja de Rivera, para esto “faltan aproximadamente 4 kilómetros y medio para llegar al Centro Penitenciario y Carcelario”.

Tal y como lo reveló el DIARIO DEL HUILA el plan que la Personería propuso, de buscar  la conectividad con el acueducto de Rivera, no solo beneficiará a los que están privados de la libertad, también a unos 600 habitantes de las cercanías del establecimiento carcelario. “Los propietarios de estos predios acordaron financiar los estudios y diseños del proyecto”, manifestó la Personería Municipal.

La Uspec ha dicho que intentaron poner en práctica un segundo plan para sortear la emergencia: “Se procedió a la instalación de un tanque de 10.000 litros, en el pabellón de Reclusión de Mujeres, con el fin de que carro tanques provenientes del municipio de Riviera pudieran realizar el llenado del mismo y posteriormente distribuir el agua, sin embargo, dichos vehículos pertenecientes al municipio no cuentan con la estructura necesaria para realizar la operación”.

Ante esta explicación se concluye que aún no existe una solución a corto plazo al grave problema de la falta de agua para más de 3.500 personas privadas de la libertad.

Comentarios