jueves, 20 de septiembre de 2018
Opinión/ Creado el: 2018-09-11 08:51

La crisis del Atlético Huila

Escrito por: Editorial | septiembre 11 de 2018

Nuestro equipo de futbol del alma, El Atlético Huila se encuentra sumido en la más profunda crisis por los resultados negativos que ha obtenido durante los últimos encuentros que han sido adversos, y que ha desencadenado que esté ubicado en la última posición del torneo profesional de futbol. Tras los malos resultados y las estadísticas que no acompañaron este semestre al entrenador argentino Néstor Craviotto, el estratega llegó a un acuerdo de no continuar dirigiendo el Club Atlético Huila. Será reemplazado como director encargado a partir de hoy, Dayron Pérez Calle. El no encontrar la victoria durante nueve fechas consecutivas, esta temporada tienen hoy al Atlético Huila como el colero de la tabla de posiciones con 2 puntos de 27 posibles. Estos resultados también tienen ahora al club pensando en lo que será esquivar el descenso tabla, en la que está a tan solo 5 puntos de Boyacá Chicó que es 19 con 117 puntos y Leones 20 con 108 unidades.

 

El día anterior, esta Casa Editorial expresó que Craviotto en esta temporada tan solo logró encajar dos empates y siete derrotas. Desde hace exactamente dieciséis fechas continúas nuestro equipo no ha sumado puntos en el torneo apertura. El elenco auriverde no saborea la victoria, el último partido que ganó Huila fue el 22 de abril de 2017, fecha donde venció 3-0 a Envigado de visitante. Algunos comentaristas deportivos, han expresado que los talentosos jugadores que han hecho vibrar a los aficionados, no han tenido una continuidad y han sido vendidos a otros equipos. El Atlético Huila se ha convertido en un laboratorio para descubrir los grandes jugadores, que logran obtener posiciones de liderazgo en el ámbito nacional y después son traspasados a otros oncenos del torneo. Seguimos improvisando y no existe una secuencia para seguir formando sinergias que nos conduzcan a obtener el liderazgo y triunfo del campeonato de la Dimayor.

Otro factor que ha incidido para que se presente esta situación es la falta del Estadio para que podamos alentarlos y respaldarlo como sucedió en otrora, y que nos brindó grandes emociones porque contaba con el calor de los opitas y el respaldo al unísono de los goles que henchían nuestros corazones. Es indispensable que el accionar de la actual Administración Municipal y del Gobierno Departamental, articulen todos los esfuerzos interinstitucionales para corregir todos los entuertos dejados por los anteriores funcionarios que firmaron dicho contrato, sin tener clara la planeación y la ejecución para llevarlo a feliz término.

Comentarios