sábado, 21 de septiembre de 2019
Primer Plano/ Creado el: 2019-07-31 09:28 - Última actualización: 2019-07-31 09:28

La difícil elección del director del ICBF Huila  

La Procuraduría General pidió a Directora General del ICBF informe sobre el proceso adelantado en el Huila y las otras direcciones regionales. En Caquetá solicitaron renuncia de la directora encargada, quien además concursa. Advierten persecución laboral.  

En menos de ocho días se define, por lo pronto, la elección del director regional del ICBF.

Escrito por: Redacción Diario del Huila | julio 31 de 2019

Carlos Andrés Pérez Trujillo
Diario del Huila, Neiva

Aunque en menos de 8 días se define la impugnación a una tutela, que aparentemente define la elección del director regional del ICBF Huila, el pleito sigue desde el Consejo de Estado y la Procuraduría General de la Nación.

Luz Helena Gutiérrez estuvo a horas de posesionarse, y tal vez se posesione, si la Sala Civil Familia del Tribunal Superior de Neiva le da la razón, y desestima la tutela interpuesta por Luis Alfredo Carballo, quien concursa para llegar a este cargo.

Todo el encarte de este proceso está en la Resolución No.13353, la cual, según el demandante, modificó los parámetros para la realización de la entrevista, que fue uno de los pasos trascendentales para definir el ganador.

Así las cosas, en los resultados finales quedaron: Luz Helena Gutiérrez, Lina Rodríguez Ortiz, Luis Alfredo Carballo, Adriana Ramírez Chaux y Gloria María Ramírez Navarro. De estos cinco, tres llegaron a la final: Gutiérrez, Carballo y Ramírez. De los cuales, todo estaba previsto que el Gobernador eligiera a Luz Helena.

La procuraduría General de la Nación ya tiene entre ojos el concurso del Huila.

El apoderado de Luz Helena Gutiérrez, pidió el rechazo de plano de la impugnación. 

En Caquetá advierten presiones a familiares de concursantes.

Contra la impugnación

Aunque constitucionalmente el Decreto 2591 de 1991 señala la impugnación como un mecanismo para controvertir decisiones judiciales, el apoderado de Luz Helena Gutiérrez, William Alvis Pinzón, en escrito al Juzgado Segundo Civil del Circuito de Neiva pidió “el rechazo de plano de la impugnación formulada por el actor contra la sentencia de primera instancia”, y agrega, “lo anterior en razón a que el recurso no ha sido sustentado, así sea mínimamente, y en la reglamentación de la tutela (decreto 2591 de 1991) no existe la figura de la sustentación ante juez de la segunda instancia”.

Pese a esto el togado le dio trámite a este acto judicial y ahora se analiza en el Tribunal. A esto se suma la tensión que acaba de poner la Procuraduría General de la Nación, al solicitarle a la directora general del ICBF, Juliana Pungiluppi, entre otras cosas, “3. Informe acerca del proceso para la realización de entrevistas, los criterios que fijó la entidad para su práctica y el resultado de la misma”.

El tema ha sido de notable interés a nivel nacional, a tal punto que los medios a nivel nacional han ido más allá del tema netamente jurídico: “La indagación preliminar que adelanta el ministerio Público se debe a presuntas irregularidades que se habrían cometido en el proceso de selección, en especial de la regional del Huila, donde fue designada Luz Helena Gutiérrez Uribe y que según una denuncia de la red de Veedurías Ciudadanas, dicho cargo fue asignado presuntamente por cuenta presiones y cuotas políticas que habría ejercido el senador Ernesto Macías y el Representante a la Cámara Álvaro Hernán Prada, ambos del partido Centro Democrático”, señala W Radio en su portal.

Más allá del tema político, está el jurídico, que seguramente va a ser motivo de debate en el Consejo de Estado, donde el magistrado, Carmelo Perdomo Cueter, analizará si es viable anular la resolución demandada.

Los peros

Este no es el único descontento, en otros departamentos aún no han elegido director regional luego de más de un año de haberse dado apertura al concurso. Hay un descontento generalizado en torno a este tipo legal de elección.

María Victoria Forero Izquierdo, presidenta del sindicato de trabajadores del ICBF a nivel nacional, en comunicación con este medio, aseguró que, aunque desconoce el proceso que se está llevando a cabo en Huila, estos concursos para elegir directores regionales “pueden ser realmente una farsa. La meritocracia termina siendo una farsa porque se designa a uno de los tres que ganan, y el que designa es el Gobernador. Debería de ser un concurso interno que lo haga la Comisión del Servicio Civil y el que gane, ganó, no de una terna que la dirige el Gobernador. Porque eso de hecho queda en manos del clientelismo y casi siempre los que le hacen el favor al Gobernador se presentan, por cantidades. Pero esto no es una decisión institucional, sino que así está reglado y es desventajoso para la institución y para la niñez”.

Por su parte Mario Flórez, tesorero del mismo sindicato, aseguró que “los concursos regionales tienen un problema estructural, es que se hace un concurso y es el Gobernador el que elige, eso no tiene nada de mérito. La prueba está en que en Caldas, la directora designa a un director regional que había sido declarado insubsistente por la anterior directora”. Además, recalcó: “las entrevistas las hace el mismo instituto y al final decide el Gobernador, no siempre gana el mejor”.

La polémica elección en Caquetá

Diario del Huila se comunicó con una de las personas finalistas del concurso para elegir director regional del ICBF en Caquetá. Esta persona, quien prefirió reservar su nombre, indicó que este concurso se debe regir por los principios de transparencia e igualdad, “pero resulta que dentro de los cuatro que quedamos en el concurso, está la actual directora encargada, eso a mí no me da transparencia ni me da igualdad. Porque yo para competir con una chequera de 52 mil millones de pesos que maneja el ICBF regional, y maneja contratación directa, pues usted sabe que esa contratación se puede direccionar al favorecimiento político para buscar una hipotética designación”, indicó.

En este momento hay cuatro finalistas en este concurso: Bertulio Cabrera Plazas, Adriana Marcela Echeverry (que es la directora encargada), Wilfrer Triana y Yiner Mejía.

Otra de las personas concursantes advirtió amenazas laborales contra su familia, que hasta hace unos meses trabajaba en el ICBF regional. Este medio de comunicación conoció un escrito donde se advierte de esta problemática.

“Dada la atemporalidad del desarrollo del proceso, personas allegadas a mi familia han sido objeto de afectación al derecho del trabajo por cuanto hasta el pasado mes de diciembre contaban con vinculación contractual con el ICBF regional Caquetá, pero dada la amistad y familiaridad con el suscrito no les fue renovado contrato…”.

Lo que advierten algunos concursantes es que la demora en la escogencia del ganador, facilita el manoseo del concurso. “Ha tenido contratiempos administrativos, a nosotros nos hicieron la entrevista el 20 de febrero de este año y han pasado cinco meses y no han publicado nada. Uno dice: ¿Por qué tanto tiempo?”

Lo que ambicionan algunos participantes es que la demanda de la resolución al concurso del Huila, de alguna u otra forma, favorezca en transparencia al concurso del Caquetá.