Diario del Huila

La fiebre no está en sabanas

Dic 2, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 La fiebre no está en sabanas

Harold Salamanca

El martes pasado se desarrolló en la plenaria del Senado de la República, un debate al que habían sido citados la ministra de Salud y al superintendente de Salud, para escuchar de estos funcionarios, detalles y explicaciones de la cacareada reforma a la salud, por que preocupa a todos los colombianos, los rumores de los alcances de la modificación que se difunden por medios formales e informales. Esta falta de información oficial de parte del Ministerio de Salud, genera pánico entre los actores del sector, incluso en la banca que soporta financieramente la operación de la prestación de servicios, la construcción de grandes clínicas, en resumen, cunde incertidumbre, parálisis y temor.

La bandera de la reforma a la salud, es acabar con las EPS, y si bien son un actor central del sistema, que presenta muchas oportunidades de mejora, no son el único problema. Si de verdad se pretende acabarlas, se debe pensar en una transición del modelo de aseguramiento actual, al modelo que se pretende implementar y que nadie conoce aún a profundidad, fortaleciendo las buenas prácticas y corrigiendo estructuralmente las debilidades por todos conocidas y sobre diagnosticadas.

Una debilidad del sistema de salud que requiere especial atención, es la carencia de un sistema de información centralizado, que consolide la afiliación de los usuarios, las atenciones, los servicios que se le prestan en toda la red, los medicamentos que se le entregan en tiempo real, el riesgo que presenta de acuerdo a su estado de salud, la oportunidad de las atenciones recibidas, el costo de las mismas. Otro tema que debería abordar la reforma, es la nivelación de la Unidad de Pago por Capitación UPC, no es justo que exista diferencia de UPC entre el régimen contributivo y el régimen subsidiado, cuando a los afiliados a ambos regímenes, se les ofrece el mimo plan de beneficios. 

De igual manera, a los gerentes de las IPS públicas, se les debe medir con indicadores financieros, pero también con indicadores de calidad y oportunidad del servicio, cobertura y manejo eficiente de recursos. Por último, merece especial y urgente atención, la desfinanciación del sistema por cerca de 16 billones de pesos, por cuenta de las deudas de las EPS con los prestadores. En resumen, es la oportunidad histórica para resolver de fondo los problemas estructurales de la salud, y entregar a los colombianos un sistema con calidad y humanidad en la atención, oportuno y sostenible.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?