DIARIO DEL HUILA, ANÁLISIS

Por: Brayan Smith Sánchez

Debido a los sucesos ocurridos en las últimas semanas tanto en el municipio de Neiva como en el departamento del Huila de atentar contra la vida propia, las entidades de salud prenden las alarmas, y hacen hincapié en acudir a la Línea de la Vida que funciona las 24 horas.

Pese a los sucesos ocurridos en las últimas semanas, donde se ha podido evidenciar por los distintos medios de comunicación regionales, a personas atentando contra su propia vida, la coordinadora del Programa Salud Mental del Huila, Luz Elsy Manrique, sostiene que estos hechos son producto de múltiples problemas que padecen dichas personas tales como económicos, sociales y demás.

“Continúa presente en nuestros riesgos los problemas relacionados con las violencias; la violencia intrafamiliar, el maltrato infantil, la violencia sexual, están ahí presentes y han sido constante en la historia de nuestro departamento y se han agudizado ahora por los efectos de la pandemia, otros problemas relacionados son el consumo de sustancias psicoactivas y esto genera situaciones de suicido e intentos de suicidio”, expresó Manrique.

Asimismo, se ha logrado identificar por medio de los datos suministrados de la entidad, que desde la población más pequeña a la de edad más avanzada padecen de algún tipo de trastornos mentales lo que debería poner en alerta no solo al sector sanitario sino también al resto como económico, social, medio ambiente, debido a que estos son factores fundamentales en el ser humano y depende de cómo estos conviven con el sector, así mismo se sentirán.

Ante estas situaciones la funcionaria recomendó a la población primero que todo, ante cualquier alteración emocional o situaciones de crisis que supere su capacidad de respuesta por sus propios recursos de autocontrol y de autorregulación de emociones, haga una llamada a la Línea de Vida, la cual funciona las 24 horas y es 321-907-3439 para que sea escuchado, exprese lo que está pasando, sus emociones encontradas, sus sentimientos y para que obtenga una orientación y según sea la situación que le esté pasando le puedan valorar el riesgo en el que se encuentra y canalizar hacia la atención psicológica inmediata.

Así mismo, se refirió a las visitas ante un especialista, la cual expresó que es necesario eliminar los distintos tabúes que generan una consulta.

“Ir al psicólogo es un estigma que nos toca romper, ir al psicólogo debe ser de una conducta normal dentro de la búsqueda de mejores estar, de mejor bienestar, ir al psicólogo debe ser una conducta natural de respuesta a nuestro autocuidado emocional”, dijo Luz Elsy Manrique.

En el departamento del Huila

Es de precisar que el estado actual de la salud mental de los opitas, se ha acrecentado por la problemática vivida en el territorio, se menciona que ésta ha venido acrecentándose debido a la crisis de salud pública que ha traído el Covid-19, ya que, en el territorio para contener dicho virus se implementaron en su momento medidas y leyes que trajeron pérdidas económicas, poca socialización y proyectos cancelados, ocasionando alteraciones emocionales importantes en las personas.

“La población huilense por obvias razones está siendo afectada en su salud mental, agudizado en este momento por los efectos de la pandemia que trae no solamente la afectación en la salud y en la vida de muchas personas, sino también toda la afectación socioeconómica de ruptura de sus proyectos de vida y en su conexión con la familia que genera una alteración emocional importante”, dijo Luz Elsy Manrique González, coordinadora del programa de Salud Mental del Huila.

Casos

Con respecto a suicidios en el año 2020 se registraron 76 casos y en el presente hasta la fecha en el departamento se han notificado un total de 52. Dentro de los municipios más afectados están Algeciras, Gigante, Neiva, Palermo, Pitalito y Rivera.

Intencionalidad de suicidios

En el departamento del Huila, su población ha tenido un comportamiento de intencionalidad suicida alarmante para la salud pública, según lo muestran las cifras en el año 2020 se registraron 761 casos y en lo que va corrido de este 2021 se han notificado según datos recopilados en el mes de agosto son 405, lo que ha generado una tendencia epidemiológica reportada por las instituciones de salud principalmente para lo que corresponde del presente año a municipios como La Plata, Garzón, Gigante, Acevedo, Pital, Rivera, San Agustín, Pitalito, Suaza e Isnos.

El porcentaje de intentos de homicidios para cada población es; Juventud con 142 casos – 48,8%. Adolescencia con 73 – 25,1%. Adultez con 68 – 23,4%. Adulto Mayor con 6 casos – 2,1%. Infancia con 2 – 0,7%.  Del cual 186 casos son del sexo femenino lo que representa un 63,9% y mientras en el sexo masculino se han registrado un total de 105 lo que genera un total de 36,1%.

La Línea de la Vida, escucha los problemas de salud pública

La población más pequeña hasta la edad más avanzada padece de algún tipo de trastornos mentales.