El país ha vacunado cerca de 4.3 millones de personas, de los cuales alrededor de 3 millones ya han recibido ambas dosis. Con un “pase verde”, los vacunados podrán volver a acceder a espacios como gimnasios o espectáculos culturales.

Desde el domingo, tiendas, bibilotecas y museos pueden abrir sus puertas pero se requerirá el uso de mascarillas y el mantenimiento de la distancia social.

El ministerio de salud dice que este es el primer paso para regresar a la vida normal.

Israel tiene la tasa de vacunación más alta del mundo. Más del 49% de la población ya ha recibido al menos una dosis.

El país había iniciado su tercer confinamiento el 27 de diciembre, después que aumentara el número de contagios.

Bajo las nuevas reglas, la gente puede ahora acudir a centros comerciales y visitar atracciones turísticas como los zoológicos.