DIARIO DEL HUILA, ANÁLISIS

Por: Rolando Monje Gómez

El proyecto ha despertado diversas reacciones en varios sectores políticos del país, la presentación de la nueva iniciativa arrancó con pie derecho en distintos sectores de opinión. La segunda propuesta de Reforma Tributaria encontró un pleno respaldo de casi todos los sectores sociales del país.

En medio de los más de dos meses de protestas que se han vivido en el país, la ciudadanía estaba a la espera de la nueva reforma tributaria tras el multitudinario rechazo a la anterior. Varios sectores productivos y políticos ya han dado sus declaraciones sobre el nuevo proyecto que fue presentado en el Congreso el pasado martes. Cabe resaltar que varios de estos se han visto altamente afectados por la crisis que se vive en el país.

En comparación a la oposición que ejerció anteriormente el Centro Democrático cambió de actitud con respecto a marzo, mostrándose receptivo con los cambios en el articulado.

“Es momento de demostrar que el Congreso no le da la espalda al país. Está alineado con estas propuestas y en sintonía con lo que se ha tratado de consensuar”, manifestó María del Rosario Guerra quien asumió la vocería del partido para indicar que acompañarán el trámite de la iniciativa desde el primer día.

“Tenemos una responsabilidad moral con el 42.5% de los hogares que están en pobreza en Colombia y el 15.1% que está en pobreza extrema. Además de ello, con el 15.9% que está desempleado y con unas finanzas que quedaron maltrechas por la pandemia del Covid, de la caída de los precios del petróleo y del bajo recaudo que todo esto trajo”, dijo Guerra

“Todos tenemos una segunda oportunidad, y parte de una segunda oportunidad es salir adelante cuando hemos tenido dificultades. Hoy el país inicia una segunda oportunidad, un debate sereno, reposado, incluyente, constructivo sobre cómo construir ese pacto fiscal de país. Señor presidente, cuente conmigo, cuente con Bogotá, cuente con Asocapitales para dar ese debate constructivo”, expresó la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, quien se mostró particularmente entusiasmada con el componente social del articulado, que incluirá inversiones en empleo y educación para la juventud con programas como Matrícula Cero y oportunidades tributarias para empresas que generen plazas laborales para este sector.

El senador Efraín Cepeda, del partido Conservador, destacó que el Gobierno haya acogido varias propuestas para no afectar a la clase media y trabajadora del país. “No se gravará a los más vulnerables, no habrá IVA, no habrá impuestos a personas naturales y tendremos inversión social como el PAEF y el ingreso solidario, matrículas gratuitas para estratos 1, 2 y 3 y subsidios para las empresas y con esto comenzaremos a combatir el déficit fiscal para evitar los golpes de las calificadoras de riesgo y que tengamos empleo y bienestar social”, dijo.

Luis Fernando Velasco, senador del Partido Liberal afirmó que este nuevo proyecto no va a superar la crisis social tan grande que hay en el país y “mucho menos” va a reactivar la economía. “Digámosle la verdad a la gente: esta reforma tributaria es echar para atrás los regalos de hace dos o tres años, sumado a un esfuerzo de austeridad que aún es muy pequeño, por ello creo que la reforma va a pasar y va a arreglar un hueco”, aseguró.

El senador de Cambio Radical Carlos Abraham Jiménez, que preside una de las Comisiones Económicas, indicó que este proyecto tendría más acogida. “No va a ser la gran reforma tributaria que el país requiere para generar empleo a largo plazo, pero es para la coyuntura actual del país la que menos onerosa va a ser para los bolsillos de la clase media y pobre colombiana, porque no se toca IVA, no se tocan pensiones y no se baja el umbral de los declarantes de renta”, indicó.

La oposición

Por el lado de la oposición, una de las voces que más se escucharon fue la de la representante a la Cámara, Katherine Miranda del Partido Verde, con el argumento de que el Gobierno realmente no escuchó el clamor de las calles y, por tanto, no aprendió de las duras lecciones que dejó el Paro Nacional.

Declaró que la presentación de la reforma es “una burla que insulta la inteligencia de los ciudadanos” y reforzó su mensaje señalando que lo expuesto fue del corte de “generalidades y trivialidades”, sin profundizar en la financiación de los programas sociales.

“El Presidente Duque no aprendió nada de la crisis social que su anterior reforma provocó y cuando tiene la oportunidad de dar la cara y presentar y hablar de temas estructurales de los temas fiscales, se centra en demostrar que tiene consensos y que hay diálogo”, concluyó la representante.

La activista Catherine Juvinao señaló que “entonces sí se podía diseñar una reforma tributaria sin tocar a los más pobres ni a la clase media en medio de la pandemia, señor Iván Duque, ya la veremos en detalle. Cuántas muertes le han costado al país su terquedad. La historia se lo recordará siempre”.

El senador del Polo Democrático, Wilson Arias se mostró muy crítico de lo reportado por el presidente. Lo calificó como «un discurso bonito. Llama a la reforma proyecto de inversión social», quieren recaudar $15,2 billones, pero para 2022 habla de gasto social por $7,8 billones ¿Se viene trampa?”

Por su parte, Catalina Ortiz, representante a la Cámara del Partido Verde, dijo que desde su partido harán seguimiento a lo establecido en la nueva reforma. “Hoy se presentó la Reforma Tributaria propuesta por el Gobierno. Vamos a hacerle seguimiento a todo el contenido y de forma particular al alza en el impuesto de renta a las empresas y la propuesta de Renta Básica o Ingreso Solidario”.

El senador de la oposición Iván Marulanda agregó: “Siempre sostuvimos la tesis de que se necesitaba una reforma tributaria. Ésta a nuestro juicio va en el camino correcto, pero llega un año tarde, y las cifras no son satisfactorias, el recaudo es muy bajo y no es suficiente para atender las obligaciones sociales”. Para el congresista de la Alianza Verde, “el ingreso solidario es muy bajo”, porque no garantiza una vida digna y la cobertura es muy baja.

Desde la oposición aseguran que cualquier reforma tributaria debe garantizar que los más ricos paguen más impuestos y ello no estaría ocurriendo con esta propuesta, según el senador Roy Barreras.

“Hay unos megarricos, oligopolios, monopolios, personas que viven de la especulación financiera, pequeños grupos, 15 de las 10.000 empresas más poderosas de Colombia se ganan el 30% de lo que se ganan todos los demás colombianos y esas personas están llenas de privilegios, de regalos tributarios. Cualquier reforma tributaria debe quitar esos privilegios y eso significa que los megarricos tienen que pagar más impuestos, pagar lo justo”, manifestó.

Los gremios

Aunque los gremios se unieron favorablemente desde el anuncio del ministro de Hacienda de buscar consensos en el país para sacar adelante la Tributaria, se mostraron ligeramente frustrados por la carga tributaria por llegar para 2021.

El empresario Mario Hernández, aliado de la administración pero también adalid de causas sociales, mostró su desconsuelo por los nuevos impuestos. “En Colombia pagas impuestos por ganar dinero (renta), por gastarlo (IVA), por heredarlos (ganancia ocasional) y, lo más exótico, por ahorrarlo (patrimonio). Y así queremos progresar”. Apuntó a varios núcleos de la Tributaria como el impuesto al Patrimonio para personas naturales y la renta para empresas, ésta última la que dará mayor recaudo a las arcas del gobierno.

Bruce Mac Master, presidente de la Andi, aseguró que «algunas propuestas realizadas por el gremio como el apoyo a las empresas que tenían problemas para el pago de las nóminas para mantener los empleos, fue acatada por el Gobierno”.

“Entre los temas más importantes en los que se llegó al consenso está el de mantener el Paef, la atención al adulto mayor y el ingreso solidario. Podemos apoyar la tributaria y el déficit fiscal con un poco de esfuerzo especial y estamos dispuestos para que Colombia tenga la sostenibilidad fiscal y social», manifestó.

Fabio Arias vocero del Comité de Paro dijo que respaldan muchos puntos de la reforma, en especial la lucha contra la evasión de impuestos, la Matrícula Cero, el apoyo a las empresas y los subsidios de Ingreso Solidario. Sin embargo, dijo que se debería ir más allá en las ayudas a las mipymes que resultaron afectadas económicamente por la pandemia.

Sandra Forero Ramírez, presidenta de Camacol, dijo en su cuenta que “la Inversión Social tiene un carácter prioritario para garantizar la sostenibilidad social, económica y fiscal del país. Desde Camacol Colombia respaldamos el enorme esfuerzo de construcción colectiva de este proyecto y apoyaremos la discusión del articulado y su aprobación”.

Por su parte, el presidente de Asobancaria, Hernando José Gómez, manifestó que “la caída del recaudo y el esfuerzo fiscal adicional que está haciendo el Gobierno nacional para afrontar la emergencia desatada por la pandemia de la covid-19, convoca a todos los estamentos de la sociedad y la economía a plantear fórmulas y propuestas para sanear las finanzas de la nación. Hoy, cuando los índices de pobreza son similares a los de hace una década, la deuda del Gobierno Nacional Central bordea el 60% del PIB y el déficit fiscal llegó al 7,8% del PIB en 2020, la sociedad demanda solidaridad y empatía, así como una visión técnica de largo plazo”.

Para Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, “los tres días sin IVA que van en la tributaria dinamizará la economía a través del consumo” y resaltó que la iniciativa que llegará al Congreso no incluye gravar a la clase media ni a los pensionados. Sin embargo, observó que los nuevos tributos recaerán en un número importante de empresas.

Por su parte, Luis Fernando Mejía, presidente de Fedesarrollo, indicó que «es un proyecto que va en lo que se esperaba. Se basa en la austeridad y el recorte al gasto público. A mí no me gusta mucho esa idea de los 3 días sin IVA, son ideas que van en contra a la reforma, pues generan menor recaudo del IVA. Fueron importantes en el 2020 pero en el contexto ahora no es lo prioritario».

“Entendemos la necesidad del flujo de caja del Gobierno y la necesidad de recursos para mantener muchas de las inversiones sociales que se tienen y apoyamos como sector productivo, siempre y cuando no se toque la canasta familiar”, fueron las palabras del presidente de Fenavi, Gonzalo Moreno.

El articulado tendrá cerca de 35 artículos y buscará recaudar aproximadamente 15.2 billones de pesos, 10 menos que en la reforma que se retiró el pasado 2 de mayo después del inicio de las protestas.

El ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, firmó el documento que será presentado ante el legislativo para su trámite y aprobación.