lunes, 20 de noviembre de 2017
Opinión/ Creado el: 2017-11-14 12:36

La operación, mantenimiento y reposición del alumbrado público en Neiva

Escrito por: Israel Silva Guarnizo
 | noviembre 14 de 2017

El Gobierno municipal acaba de firmar convenio interadministrativo con Las Ceibas Empresas Públicas de Neiva para operar en cuatro meses esta labor que venía ejecutando la firma Diselecsa, entidad que se ganó el contrato como se acostumbra en este país, entregarle a determinada familia el jugoso negocio, administrar dinero, puestos y ganancias en el largo plazo. El contrato es por cuatro meses y luego por los otros seis para completar el año mientras se define el operador que permita la calidad del servicio, la eficiencia y que los beneficios lleguen a los usuarios y la ciudad. Esta administración debe garantizar el mecanismo para la escogencia del operador que cumpla no solo a la administración sino a los ciudadanos y la ciudad. La empresa que tiene la administración del alumbrado público se alzó con los dineros pero poco cumplió con su papel. Los ciudadanos y la Alcaldía quedaron secuestrados y a expensas del operador, tanto así que la interventoría fue más  un gasto que un medio de control y vigilancia para que el ejecutor cumpliera a cabalidad sus actividades.

Algunos gremios recibimos de la Red de Veedurías ciudadanas un documento donde muestra una serie de dificultades que afronta Las Ceibas Empresas Públicas de Neiva en la operación del servicio de acueducto y alcantarillado. Esta misma comunicación fue enviada al Alcalde y la propia gerencia de Las Ceibas. Esta entidad requiere una profunda reingeniería para alcanzar las proyecciones que todos los alcaldes han expresado al iniciar sus mandatos, ser como Empresas Públicas de Medellín EPM, en su eficacia administrativa, eficiencia, en la diversidad del portafolio de servicios, inversiones y trabajo con la comunidad como parte de sus responsabilidad social empresarial. Este anhelo no ha sido más que una utopía porque la visión es tan corta que casi todas terminaron haciendo lo mismo. Empezando porque mientras la Alcaldía de Medellín recibe aproximadamente un billón de pesos de transferencia para inversión, en casi todas las ciudades estas empresas se dedicaron a depender  de la administración central. 

Para que Las Ceibas Empresas Públicas realice la operación, mantenimiento y reposición del alumbrado público, requiere  primero  hacer los cambios a su interior para que técnica, financiera y administrativamente mejore sus indicadores y su principal negocio que actualmente tiene sea sostenible. A las administraciones anteriores no les importó la suerte de  las Empresas Públicas de Neiva, siempre dijeron que esta debía  ser igual o mejor que las EPM,  por el contrario la convirtieron en la caja menor para otorgar contratos, en el fortín para pagar cuotas a los políticos,  funcionado  casi siempre con esas lógicas.

Un gobierno transparente, participativo y constructivo debe escuchar a todos los actores de la ciudad, pero ante todo debe buscar los intereses generales y no los particulares. La Asociación Colombiana de Ingenieros Eléctricos y Mecánicos-ACIEM capitulo Huila, entidad consultora en estos temas ha presentado recomendaciones, sugerencias pero no se han tenido en cuenta. Todavía estamos a tiempo de construir una mejor propuesta Alcalde.

Comentarios