Categorías: Opinión

La otra pandemia 

Por: Harold Salamanca

 

En cuestión de décadas y gracias a la industrialización de los alimentos, la humanidad pasó de la desnutrición, a la alimentación de baja calidad en exceso. Los dos escenarios inciden de forma directa en la calidad de vida y la salud de la población. De acuerdo con la estadística más reciente publicada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), es posible evidenciar que, para el año 2016, ya existían en el mundo mil novecientos millones de adultos con sobrepeso, de los cuales, 650 millones tenían obesidad. El mismo informe revela que, cada año, mueren 2.8 millones de personas por causas asociadas a la obesidad en el mundo.

La obesidad ha sido considerada por los organismos internacionales de la salud, como una enfermedad que acorta la vida, genera o agrava múltiples padecimientos. En resumen, por los graves efectos que produce, ha sido considerada como la “otra pandemia” del siglo XXI. La obesidad también era considerada un problema solamente de las naciones más ricas y con altos niveles de ingresos, pero en la actualidad afecta a todos los países. Nuestro país no escapa a esta realidad, según cifras de la más reciente Encuesta Nacional de Salud, publicada en el año 2015, el 52% de los colombianos tiene sobrepeso u obesidad.

Ante este oscuro panorama, el Gobierno colombiano promulgó hace más de 12 años la ley 1355 o “ley de obesidad”, la cual calificó a la obesidad y a las enfermedades crónicas no transmisibles asociadas a ésta, como una prioridad de salud pública y se propuso desde diferentes ministerios adoptar y promover políticas de seguridad alimentaria y nutricional, así como de actividad física dirigidas a favorecer ambientes saludables y seguros para el desarrollo de estas. Estas políticas se complementarían con estrategias de comunicación, educación e información.

Visto que las acciones implementadas en nuestro país para disminuir o prevenir la obesidad, no han alcanzado los resultados esperados, se requiere adoptar un abordaje a la problemática con un enfoque articulado, interdisciplinar y efectivo. Estimo que debemos pasar de la simple y abundante información, a la acción y al acompañamiento. A sabiendas que no existe una correlación entre más información nutricional y mejora de los hábitos alimentarios. Al final todos estamos llamados a declararle la guerra a la obesidad, advirtiendo que las personas que la padecen podrían ser víctimas de la hipertensión, la diabetes o el infarto.

 

 

DHWeb

Entradas recientes

Caravana por la Vida, un beneficio para La Plata

Diferentes municipios del departamento del Huila han anunciado el desabastecimiento, este, responde a los puntos…

3 horas hace

“No pueden morir más Lucas”: Papá de Lucas Villa

En la mañana de este 11 de mayo se confirmó el deceso de Lucas Villa,…

4 horas hace

Gobierno busca ascender al director de la Policía, la petición no fue bien recibida

Desde el Ministerio de Defensa se expidió en febrero el decreto 175 de 2021 con el que…

4 horas hace

Álvaro Uribe reveló que hizo contactos con ELN

El alto comisionado para la paz, Miguel Ceballos, reveló que el expresidente tuvo acercamiento a…

4 horas hace

Así quedaron los duelos de Colombia con Perú y Argentina por Eliminatorias

En las últimas horas se había rumorado la posibilidad de que cambiara el horario del…

5 horas hace

Gigi Buffon no va más con la Juventus, ¿Se retirará?

Gianluigi Buffon ha sido uno de los referentes de la Juventus en los últimos 20…

6 horas hace