Diario de Huila, Ciudad

Por: David Vásquez

Uno de los sitios más importantes de la ciudad de Neiva es el parque La Rebeca, que fue diseñado para la integración de las familias que todos los domingos se reunían a pasar su fin de semana de una manera sana y agradable alrededor de la piscina y otras atracciones que tenía el lugar.

Este parque fue construido en el año 1979, durante el gobierno del presidente Julio César Turbay y el gobernador del Huila, Hernando Suárez Cleves, quien lo denominó por primera vez como Parque de la Solidaridad y solo seis años después que se le conoció como parque La Rebeca.

Con la intención de conocer qué sucedió con este parque durante muchos años y cómo se vivieron los tiempos de gloria de este reconocido lugar, dejado en el abandono por varias administraciones, contactamos a Herlinda Ortiz, habitante del barrio ‘Rojas Trujillo’, sector cercano al lugar, quien nos comentó cómo las familias los fines de semana aprovechaban para visitar este lugar.

“Ese parque era muy bonito y había muchas cosas para hacer, yo lo visitaba con mis padres cada fin de semana que podíamos, porque había momentos en que no cabía la gente, entonces uno se aburría y se iba, pero las personas que entraban iban y se bañaban, montaban los columpios y jugamos alrededor de la piscina. Para mí ya era una costumbre que llegara el fin de semana y que cogiéramos la toalla para meternos en la piscina”.

Son muchos los momentos de felicidad que se pasaron alrededor de este parque, las familias neivanas tenían como costumbre acercase al lugar a vivir sus momentos de ocio, además de traer a los niños a disfrutar de la cantidad de atracciones que ofrecía el sitio.

“Recuerdo que cuando era niña yo no vivía aquí en ‘Rojas Trujillo’, sino en el barrio Las Granjas, entonces solo podía venir al parque los fines de semana, pero cuando nos trasteamos con mis papás, a la edad de 12 años, yo me la pasaba metida ahí. Aunque no funcionaba todos los días, pero me gustaba estar cerca y ver por las rejas todas las cosas que había”.

Hoy lo que queda del parque La Rebeca son solo figuras viejas, construcciones abandonadas, maleza, caminos dañados, entre otras cosas, que nublan la imagen de lo que representó el lugar. Las administraciones de turno, con el paso de los años, dejaron perder el parque por la falta de mantenimiento de los juegos.

“Pienso que el parque La Rebeca fue un sitio muy importante para todos los neivanos pero que lo dejaron perder, claro está que también ahí va el cuidado de las personas, pero de igual manera las administraciones no le ponían atención, con el paso de los años todo se fue deteriorando, y la gente dejó de venir porque se estaba convirtiendo en un lugar peligroso en donde los delincuentes aprovechaban para hurtarle cosas a los visitantes”.

Acercarse a las instalaciones del parque solo dejan un sentimiento de nostalgia, pues ver en lo que se convirtió luego de ser un lugar donde las familias vivían muchos momentos de felicidad ahora es un lugar llevado por el abandono.

“Las primeras que dejaron de funcionar fueron las atracciones mecánicas, como avioncitos, caballitos, el émulo de una torre de petróleo, entre otras cosas que había, luego no se volvieron a usar los edificios donde estaban los baños y en 2005 solo funcionaba la piscina, pero era visitada por gente que no tenía buenas intenciones”.

Se adelantan obras para generar el empoderamiento femenino.

Se adelantan obras para generar el empoderamiento femenino.

Inseguridad en el parque

Aunque la inseguridad de Neiva nunca ha sido la mejor, al haber cerrado las puertas del parque La Rebeca se generó un incremento de hurtos y consumo de estupefacientes ya que el lugar permanecía solo la mayor parte de tiempo.

“Luego de que dejaron de funcionar las piscinas ahí si no se volvía a ver ni un alma por aquí, entonces empezaron a llegar consumidores de droga y ladrones, pues al ver que era un lugar solo y con poca vigilancia aprovechaban para hacer sus cosas por aquí”.

Según Ortiz, el haber dejado abandonado el lugar y, por muchos años sin iluminación, por dentro y en alrededores de la cancha frente al parque, trajo como consecuencia inseguridad, además de los constantes consumidores de marihuana que visitan el lugar.

“Cuando uno pasaba por el parque se encontraba con varios muchachos consumiendo droga, llegaban y se tiraban en los árboles a meter sus cosas. Sino eran los muchachos, eran los indigentes y en horas de la noche como el parque duró mucho tiempo sin farolas en los postes pues los ladrones lo aprovechaban para robar o acosar niñas en ese lugar”.

A esta situación, con los años se sumaron otras problemáticas que afectan a los sectores cercanos como La Cordialidad, El Lago, Caracolí, ‘Reinaldo Matiz’, entre otros, pues el parque no contaba con la vigilancia necesaria para la protección y restricción de las personas que ingresaban al lugar para actividades no aceptadas, como consumir drogas y delinquir.

Según Herlinda “el parque La Rebeca, en sus inicios, era un gran generador de empleo, por el personal que lo administraba más los que atendían las atracciones y la piscina además de ser beneficioso para el sector, pero a raíz de la inseguridad, el consumo de estupefacientes y constantes casos de hurto las personas dejaron de venir y al mismo tiempo nos olvidaron los entes”.

“Lo último que hemos visto del parque es que están construyendo y ahora si tiene luz y vigilante, entonces ha disminuido la cantidad de viciosos que vienen, pero la mayoría de los hurtos que ocurren es cerca a ese sector. Esperamos que las autoridades hagan algo por nosotros”, agregó.

Renovación lista

El secretario de Deportes y Recreación de Neiva, Jesús Tejada, comentó acerca de cómo se ha venido adelantando la renovación de este espacio deportivo que devuelve a los neivanos un lugar de esparcimiento familiar.

El parque La Rebeca ha sido renovado, estamos trabajando en el mantenimiento pertinente hacia todo el sector como lo es la pista de bicicross, de BMX, donde cambiamos el lugar. Actualmente se está haciendo una construcción en tema de la marca empoderadora hacia la mujer y también el mantenimiento de las zonas verdes que lo necesitaban y todos los arreglos que necesitaba la piscina, el parque se encuentra en perfectas condiciones”.

La Rebeca no es el único espacio deportivo que ha sido intervenido para su recuperación, para brindarle a la población lugares propicios para la inversión del tiempo libre, otros lugares públicos están en ese proceso.

“Las obras iniciaron desde que asumimos el cargo como Secretario de Recreación y Deportes, el cual tenía como responsabilidad embellecer todos los parques de la ciudad administrados por nosotros, entre esos el Parque Metropolitano, las Tres Cruces, el parque de Peñón Redondo, todo se ha logrado con el compromiso de la administración en general, que al ver que el parque estaba abandonado se necesitaba arreglarlo, porque ayuda a la calidad de vida y mejora la producción del tiempo libre de toda la sociedad”

Sin embargo, buscando la manera de solucionar los problemas de inseguridad, que se habían generado por el abandono del mismo parque, se ha venido trabajando de la mano de la Policía Metropolitana para erradicar estos malos comportamientos de algunos ciudadanos.

“Lo más importante aquí es agradecer a la Policía Metropolitana, con la Secretaría de Gobierno se ha articulado el tema para proteger y salvaguardar el parque La Rebeca, en ese orden de ideas tenemos una vigilancia las 24 horas del día, programada, para así poderle garantizar al sector que pueden realizar actividades deportivas desde el 16 de febrero en los escenarios deportivos avalados por la Secretaria”.

Tejada también hizo énfasis en que las únicas causas del cierre de este escenario fueron el deterioro que presentaban algunas atracciones, las cuales eran riesgosas para los ciudadanos, y llevaron a tomar la decisión de inyectarle recursos para hacer la reactivación.

“Las principales causas para cerrar el parque fue el deterioro en el que se encontraba por falta de mantenimiento, entonces pusimos las herramientas posibles para ofrecer una adecuación muy pertinente y hoy existe una obra visible y estamos realizando esa Casa Empoderadora hacia la mujer, porque son espacios que estamos reactivando, así que el sector debe estar dinámico”

“A pesar que la obra esta en manos de la Secretaría de Mujer, se pretende hacer entrega del escenario a mediados de mayo del presente año y en el momento de su entrega, quedara a disposición de la comunidad para su utilización”.

Parque La Rebeca en 1985.

Parque La Rebeca en 1985.