martes, 20 de agosto de 2019
Cultura/ Creado el: 2019-04-18 02:31

La Semana Mayor 180 metros bajo tierra

La Catedral de Sal de Zipaquirá está preparada para recibir a más de 400 mil feligreses y turistas, de los cuales un 10% son extranjeros, quienes se suman a esta conmemoración.

La Cruz Más Grande del Mundo Bajo Tierra Catedral de Sal Zipaquirá

Escrito por: Redacción Diario del Huila | abril 18 de 2019

 

A 50 kilómetros de Bogotá, se encuentra una de las obras más importantes para los colombianos, La Catedral de Sal de Zipaquirá, conocida como la joya arquitectónica, cultural y religiosa de la modernidad, que invita a vivir la Semana Santa de una manera única, iniciando el día domingo 14 de abril con la Bendición de Ramos y la Santa Misa, que será oficiada en la Nave Central, y terminando el 21 de abril con el domingo de Pascua.

Este lugar de culto, segundo lugar más impresionante del planeta después de la Mezquita Sheikh Zayed situada en Abu Dabi, reunirá a turistas y feligreses en los escenarios tallados en sal donde la majestuosidad y conexión con la naturaleza permiten vivir una experiencia mágica durante la Semana Mayor para conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo.

En esta celebración anual, conmemorada por la Primera Maravilla de Colombia, los visitantes podrán ser parte de la eucaristía acompañada de actos culturales de manera única gracias al viacrucis, el coro, el Nártex y tres grandes naves que evocan el nacimiento, la vida y muerte de Jesucristo.

Además, los visitantes podrán admirar uno de los ocho símbolos de la Semana Mayor; la Cruz tallada en sal más grande del mundo180 metros bajo tierra, que cuenta con una iluminación que genera un efecto óptico y titilación de color rojizo que permite tener una conexión única, entre lo ancestral, religioso y cultural en el espectacular domo salino que representa el sagrado corazón de Jesús.

De acuerdo con datos oficiales, en la Semana Mayor la Catedral de Sal espera recibir 400 mil  visitantes dentro de los que se encuentra un 10% de extranjeros provenientes de Estados Unidos, China, Brasil, México, España, Francia, Alemania y Ecuador.

Reconocimientos:

La Catedral de Sal ocupa el SEGUNDO lugar entre los 20 sitios de culto más impresionantes del planeta según el Portal Web MSN COLOMBIA, la Primera Maravilla de Colombia compitió con sitios turísticos y templos de reconocimiento mundial como: La Gran Mezquita Sheikh Zayed en Abu Dabi, El Partenón de Atenas, La Catedral de Notre – Dame de París, La Capilla Sixtina en la ciudad del  Vaticano, entre otros que hicieron parte de esta publicación del buscador más importante de la web, Google.

Cabe destacar que, en el año 2007 mediante un concurso para elegir las 7 Maravillas de Colombia, la Catedral de Sal obtuvo la mayor votación, convirtiéndola en la Maravilla número 1 de Colombia.

El Parque de la Sal:

Aunque la Catedral en sí misma llega a ser el lugar turístico principal de Zipaquirá, esta forma parte de El Parque de la Sal, el cual tiene 36 hectáreas y es una reserva natural única con espacios verdes, rodeados de naturaleza con rincones para descansar y realizar actividades deportivas. En el parque los visitantes pueden obtener una interesante lección de geología y de las maneras de conservar los recursos naturales paralelo al desarrollo de un país. Algunos de los sitios más importantes del Parque de la Sal son: El Museo de la Salmuera, El Muro de la escalada, La Ruta del Minero, La Película Guasá en 3D, El Espejo de Agua y El Show de luces.

Zipaquirá:

Es un municipio de Colombia, situado en el departamento de Cundinamarca.  Se le ha citado Zipa, haciendo honores al Zipa que se estableció en la meseta del territorio y que era uno de los caciques más importantes de los muiscas. La llamada “Ciudad de Sal” es uno de los centros de explotación de sal más importantes en Colombia; además, es una ciudad turística debido a que conserva casonas coloniales en el centro de la ciudad y adicionalmente por sus centros comerciales, con sus cinemas, tiendas y el tren turístico de la sabana, el cual ofrece un recorrido por el casco colonial de la ciudad que se ha modernizado con el pasar de los años.