Diario del Huila

La tormenta perfecta

Jul 11, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Opinión 5 La tormenta perfecta

ATALAYA

POR: Libardo Montealegre M.

Vuelvo a tomar mi vieja columna ATALAYA en esta hidalga casa Diario del Huila, agradeciendo esta oportunidad a la Directora María Pía Duque, quien junto con su equipo técnico han llevado el Diario del Huila a altos niveles de credibilidad, seriedad y respeto en el ejercicio periodístico a nivel regional en estos tiempos nada fáciles, esperando con esta columna colaborar para ser fieles al  reconocimiento de los lectores y anunciantes de este nuestro periódico.

En el campo económico, en las últimas semanas se ha venido configurando lo que podríamos llamar la tormenta perfecta a nivel internacional y a nivel nacional.

La confluencia de factores como son la inflación en los Estados Unidos, la posible recesión que se anuncia puede ocurrir en ese país economía líder en el mundo, el desabastecimiento y encarecimiento de productos e insumos agrícolas, efecto de la cruel guerra rusa contra Ucrania, y por supuesto, la importancia que tiene el aumento de  las tasas de interés en USA, que golpea de frente a todas las economías en el mundo, y muy especialmente a las emergentes como lo es la colombiana.

A nivel interno, esa confluencia de factores externos negativos, nos coge en Colombia con un cambio radical en la forma como se va a gestionar la economía de acuerdo con los anuncios parciales que día tras día vienen haciendo personeros del nuevo gobierno, generando un clima de inestabilidad y aprehensión frente al futuro económico del país.

Es claro el nuevo gobierno se la jugará toda para expedir una nueva reforma tributaria en el semestre que queda del 2022. La enésima reforma “estructural”. Después de la catarata de anuncios – amenazas del asesor económico del presidente electo, que dejaron en shock a más de un sector de la economía nacional, el nombramiento de Ocampo en el Ministerio de Hacienda, ha generado nuevas expectativas. Sin embargo, Ocampo en su primera entrevista de fondo publicada en la prensa nacional, dejó muchos vacíos conceptuales que quedaron en el ambiente, la mayoría de las respuestas del nuevo ministro a las preguntas sobre cómo gestionará su cartera la economía fueron, “estamos estudiando”… la única certeza que sí quedo de esa entrevista fue que la clase media y la pequeña y mediana empresa serán las gran tributadoras de la nueva “reforma estructural”. Es la salida fácil del estado alcabalero, castigar a quien tiene identificado y etiquetado por la Dian y los órganos de control tributario. No se ha escuchado ninguna propuesta para disminuir el gasto del gobierno, ni hacer más eficiente el aparato estatal, al contrario, lo que se escucha es intensificar el estado asistencialista que gusta de regalar a manos llenas lo que no ha producido.  Sobre este tema, Margaret Thatcher acuñó una célebre frase «El socialismo fracasa cuando se les acaba el dinero… de los demás». 1976.

Habrá que esperar el texto real de la reforma tributaria para entrar a analizar lo que conviene o no a la sociedad en su conjunto, hombres y mujeres, familias, que en su totalidad componemos esta sociedad.

Es claro que se necesitan recursos para mitigar el déficit fiscal que nos dejó la pandemia, y es claro que se necesita una urgente política pública que soporte a la población vulnerable en esta época de transición con grandes amenazas para la economía de todos. Pero no es con avisos rimbombantes, ni amenazas encriptadas de expropiaciones como lo hace la nueva ministra de agricultura, o la debacle que anuncia para su sector la amenazante ministra de salud, ni la  persecución a quien trabaja independiente o a quien hace empresa en medio todas las dificultad  de un dólar al alza y una demanda interna que parece estar en retroceso. 

Es concertando, debatiendo y haciendo pedagogía sobre la importancia de tener un país donde quepamos todos, pongamos todos y nos beneficiemos todos.

Mal augurio, la petulancia con que ese nefasto Roy Barreras (da risa pensar que este señor sea el estandarte del cambio) amenaza con un “fast track” para aprobar sin discusión la “reforma tributaria estructural”. Mal augurio que la discusión sobre este tema se tramite con un lenguaje amenazante y en ningún caso conciliador.

Sin embargo, tomando una frase del libro Boulevard de la escritora Flor Salvador, soy un firme convencido que “después de la tormenta siempre sale el sol”.

Aquí estaremos para dar el debate técnico a la reformar tributaria, cuando haya un texto para discutir.

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola, bienvenido(a) al Diario del Huila
¿En qué podemos ayudarte?