Diario del Huila

La tragedia en El Espinal

Jun 28, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Editorial 5 La tragedia en El Espinal

Es lamentable la tragedia ocurrida en plena celebración de las fiestas de San Juan en el municipio de Espinal de nuestro vecino departamento del Tolima, provocado por la caída de ocho palcos que se encontraban atiborrados de público, presenciando unas corralejas de toros, que estaba dentro de la programación oficial de las fiestas sampedrinas. De acuerdo con las estadísticas proferidas por los organismos de socorro, fallecieron 4 personas, entre ellas un menor de edad; hubo 360 personas heridas, que han venido siendo atendidas en los centros hospitalarios. Lo grave de esta situación, es que la alcaldía de esta localidad, dieron autorización para el desarrollo de esta actividad, sin tener en cuenta las medidas de prevención, sin que fueran practicadas las pruebas de resistencia para que se desarrollaran estas actividades carnestoléndicas. Fueron construidas de una manera improvisada en guadua y amarradas con cuerdas. Absurdo. Su construcción fue muy débil, con la anuencia de las autoridades locales.     

Inmediatamente la opinión pública se pronunció sobre el desplome de estos palcos de la improvisada plaza de toros que dejó una estela de fallecimientos y lesionados. La tragedia ocurrió sobre el mediodía del domingo y quedó registrada en varios videos aficionados en los que se logra ver cómo uno de los costados de la plaza se desploma y se derrumban algunas secciones aledañas de esta plaza.

El hecho generó indignación en buena parte del país y revivió el debate sobre prohibir o no este tipo de espectáculos, y más aún con la llegada a la Casa de Nariño de un gobierno que ondea banderas progresistas y cuyo líder, Gustavo Petro, restringió las corridas de toros en la plaza capitalina La Santamaría. El presidente Iván Duque reaccionó al incidente, que calificó como una “terrible tragedia” que solicitó indagar.

Definitivamente, no aprendemos de las tragedias ocurridas en otrora. El 18 de febrero de 1989, el departamento del Tolima vivió una tragedia similar en el municipio de Honda por culpa de las construcciones improvisadas de plazas de toros para corralejas. En aquella ocasión, el derrumbe de los palcos dejó un saldo de siete personas muertas y al menos 50 heridas. La tragedia no es ajena a la realidad nacional. El 20 de enero de 1980, en las fiestas de la corraleja en Sincelejo murieron 500 personas y más de 1.000 resultaron heridas cuando cedieron varios palcos de la plaza provisional instalada en el barrio La Mochila.

Es indispensable y urgente que la administración municipal de Neiva y el gobierno departamental, haga una revisión técnica de todos los palcos provisionales en todos los municipios huilenses, que han sido instalados para el paso de los desfiles y que han sido privatizados. Inclusive para desarrollar eventos de corridas de toros. No nos puede pasar.

 

 

Autor: WebMasterDH

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Tal vez te gustaría leer esto