Diario del Huila

La transmisión en directo del abuso sexual: un riesgo para niñas, niños y adolescentes

May 18, 2022

Diario del Huila Inicio 5 Enfoque 5 La transmisión en directo del abuso sexual: un riesgo para niñas, niños y adolescentes

DIARIO DEL HUILA, ENFOQUE

¿Conoce cómo se configura este delito que tare grandes consecuencias lesivas para las víctimas?

El 18 de mayo se conmemora el Día Internacional contra la Explotación Sexual Comercial de Niñas, Niños y Adolescentes (ESCNNA). Este delito consiste en el uso de una persona menor de edad o de su representación para la satisfacción de fantasías sexuales o la generación de lucro, a cambio de una retribución (que puede ser una ganancia, un beneficio o la promesa de estos) para la niña, niño o adolescente o para otra persona.

En Colombia, de acuerdo con datos de la Fiscalía General de la Nación, en el 2020 se presentaron 1425 casos de este crimen, en los cuales se vieron involucradas 2486 víctimas. Por su parte, la línea de reporte Te Protejo (que cuenta con www.teprotejocolombia.org y la App Te Protejo) ha recibido 113 reportes en lo corrido del año.

La creciente interconectividad a través de Internet y el acceso a toda clase de dispositivos electrónicos ha facilitado la comisión de este delito. Una de las manifestaciones más preocupantes de este crimen es la transmisión en directo (live streaming) de abuso sexual de niñas, niños y adolescentes.

En marzo de 2022, el Centro de Internet Seguro Viguías de Red PaPaz realizó un estudio sobre esta forma de explotación en los entornos digitales, la cual consiste en la transmisión en directo del abuso sexual a una persona menor de 18 años a través de una plataforma de videollamada. En muchas ocasiones, esta transmisión se realiza con el propósito de obtener una ganancia económica. Por ende, un agresor, denominado como consumidor, le paga un monto de dinero a otro agresor, llamado facilitador, quien tiene acceso a una persona menor de edad, para que transmita a través de videollamada el abuso sexual de dicha niña, niño o adolescente. Este crimen es un gran reto para las autoridades, especialmente por el desafío que representa para la persecución y recopilación de material probatorio.

De acuerdo con la investigación, el facilitador de este material tiene el siguiente el perfil:

• Mujer joven que hace parte del círculo cercano de la víctima.

• Residente en comunidades vulnerables de países de bajos ingresos, como Filipinas.

• Coacciona y manipula a la víctima, diciéndole que su vulneración es necesaria para el sostenimiento económico de la familia.

Por su parte, el consumidor de estos contenidos ilegales cuenta con los siguientes rasgos:

• Hombre de edad madura.

• Residente en países de altos ingresos, como Australia, Estados Unidos e Inglaterra.

• Realiza los pagos a través de empresas de transferencias de remesas.

Consecuencias lesivas

Para las víctimas de este delito, se presentan las siguientes consecuencias:

• Altos niveles de estrés, desarrollo sexual traumático, sensación de haber sido traicionados por los cuidadores y baja autoestima.

• Cuadros clínicos de depresión, ansiedad y desconfianza hacia los adultos.

• Desarrollo de actitudes autolesivas.

Finalmente, el estudio establece que la oferta de estos contenidos ilegales se presenta en países con las siguientes características:

• Legislación insuficiente en términos de protección de niñas, niños y adolescentes. Esta insuficiencia ya era aprovechada previamente por los agresores para la comisión de ESCNNA en contexto de viajes y turismo.

• Incremento de su conectividad a Internet, sin un proceso paralelo de fortalecimiento en habilidades digitales y autocuidado en este tipo de entornos.

• Necesidades básicas insatisfechas. El monto de dinero cobrado por los facilitadores suele ser muy bajo, lo que indica que estos ofrecen a las personas menores de edad a su cargo por pura supervivencia económica.

Para Carolina Piñeros, Directora Ejecutiva de Red PaPaz, este fenómeno tan complejo exige un abordaje integral que tenga en cuenta las posibles respuestas legales, la aplicación de técnicas de investigación proactivas y de desarrollos tecnológicos, así como la articulación global de autoridades.

¿Cómo acompañar a los más pequeños?

 Buscar señales de que algo anda mal: Prestar atención a cualquier señal que indique que podrían ser víctimas de acoso cibernético o estar en contacto con alguien que pueda causarles daño. Hay preguntas que ayudan de guía, por ejemplo: ¿Parecen tener problemas emocionales con frecuencia o cambios de humor repentinos? ¿Han eliminado repentinamente su perfil de redes sociales? De manera similar, los cambios en el estado de ánimo o el comportamiento, así como la falta de interés en la familia o los amigos, pueden significar que algo no está bien, aunque no necesariamente esté relacionado con las causas mencionadas.

Mantenerse al tanto de sus actividades online: No ser intrusivos, solo asegurarse de tener una idea general de cómo pasan el tiempo en sus dispositivos. Intentar informarse sobre las últimas tendencias que dan forma a la vida de los chicos en el mundo digital. ¿Alguno de ellos sigue a un influencer? Puedes seguirlo también. ¿Hay un nuevo juego multijugador? Pedirles que expliquen de qué se trata. Eso da la oportunidad de reaccionar a los temas de actualidad y tal vez entablar conversaciones interesantes, compartir otro punto de vista y construir un puente a través de la brecha generacional. Recordar que escuchar y mostrar interés genuino puede ser más importante que hablar e instruir. Pero idealmente, intentar lograr un equilibrio entre ambas cosas.

Cultivar una relación de confianza: Cuando los jóvenes sienten que pueden contarles a sus mayores lo que tienen en mente, se les proporciona una perspectiva saludable y un terreno seguro en el que siempre pueden confiar. Cuando este no es el caso, se vuelven más susceptibles a ser víctimas de alguien que quiera desempeñar ese papel en su lugar. Además, una relación cálida y abierta permite conversaciones más honestas. Al igual que se buscas preparar a los más chicos para la vida en el mundo físico, también se deben proporcionarles los instrumentos para navegar de manera segura por el mundo online.

Tal vez te gustaría leer esto