Diario del Huila

La venta de supermercados

Sep 16, 2021

Diario del Huila Inicio 5 Editoriales 5 La venta de supermercados

Desde hace más de una década, los supermercados de Comfamiliar que funcionan en Neiva y en el municipio de Garzón, han venido presentando un balance negativo, que reflejan una debilidad en el manejo administrativo y financiero, que han impedido que tuvieran una prospectiva de desarrollo, que hubieran impedido tomar la fácil determinación de cerrarlos y venderlos antes del mes de diciembre. Estas unidades de negocios que, en otrora, eran la insignia del patrimonio de todos los patrones y trabajadores huilenses, se habían convertido en unos centros comerciales de víveres y bienes de la canasta familiar, cuyos precios no eran competitivos frente al auge que tuvieron los Fruvers durante la última década en esta región supermercado.

Inclusive la profunda crisis social y económica que han tenido desde el año anterior, provocado por la pandemia del Covid, contribuyó a aumentar el deterioro de los indicadores de gestión al interior de estos supermercados de grandes superficies. Esto se vio reflejado en el decrecimiento del PIB en un 6,8%, de acuerdo con el informe publicado por el Dane, durante el mes de enero del presente año. Es la cifra más baja ocurrida durante las últimas cinco décadas. Ha sido un periodo crítico, provocado por el coronavirus, que han afectado el bienestar general de la población colombiana y a todas las organizaciones empresariales del país.

Aunque tardía la decisión tomada por la Alta Gerencia de la Caja de Compensación Familiar, se espera que, en tres meses, hayan sido adquiridos por el nuevo propietario.

Paralelo a lo anterior, aunque podemos ser optimistas con el comportamiento de la actual coyuntura económica que presenta el país, mientras persistan las actuales condiciones que están incidiendo negativamente en la dinámica productiva del país: la crisis sanitaria. Aunque durante el primer semestre del presente año, se presentó una recuperación económica significativa. Un crecimiento del 8,8%, generan entre los agentes económicos una expectativa muy alentadora, de lo que será el aumento del PIB a final de la presente vigencia. Así lo prevén las autoridades monetarias.

Lo anterior se convierte en un aliciente para el sector terciario de la economía. Las actividades del comercio y servicios serán las más favorecidas, dada la coyuntura que presenta el panorama positivo macroeconómico del país. El consumo de los hogares se fortalecerá con esta recuperación y por ende los supermercados, se convertirán en el escenario propicio para volver a recuperar su dinamismo comercial, durante los próximos meses. Así los comerciantes superarán ese trago amargo, que padecieron durante el año anterior. Todos conocemos, que, durante este periodo, no fue bueno para el comercio.

 

Autor: WebMaster

Contenido relacionado

Suscripción Digital

DH ADS

Radio DH

Tal vez te gustaría leer esto