En las calles de Bogotá nuevamente se encuentra la conocida banda de apartamenteros que salió a relucir esta semana al conocerse las muecas que hicieron ante las fotografías y toma de huellas que adelantaban las autoridades después de su captura .

Uno de los cuatro continúa detenido ya que tiene una sentencia condenatoria vigente. Por su parte, sus cómplices no tenían antecedentes en otros delitos. Además, fueron capturados en flagrancia, por lo que las pruebas fueron insuficientes para juzgarlos.

El caso particular sucedió en la localidad de Engativá el 3 de diciembre, la Policía reportó la captura de estos cuatro presuntos ladrones que, fuertemente armados, pretendían entrar a algunos apartamentos para saquearlos.

Durante su captura, se les incautó un fuerte arsenal con silenciador, herramientas de construcción y otros elementos que serían utilizados para sus fechorías.

El descaro de estas personas generó rechazo y burlas entre la ciudadanía, pues muchos aseguraron que posan de esa manera porque “saben que pronto quedarían en libertad”.